El ex arzobispo australiano condenado por encubrir abusos pederastas no irá a prisión

En Australia, el ex arzobispo ha sido condenado a un año de cárcel, por encubrir abusos pederastas, aunque finalmente no irá a prisión. Así lo ha determinado el magistrado que lleva el caso. Ante los graves problemas de salud que atraviesa, Philip Wilson cumplirá arresto domiciliario en casa de su hermana.El ex clérigo, fue declarado culpable de encubrir los crímenes cometidos por el cura Jim Fletcher en los años 70 en el estado de Nueva Gales del Sur.-Redacción-