El partido de Evo Morales logra dos tercios de los escaños en la Asamblea Legislativa

Evo Morales. /
Evo Morales.

El mandatario boliviano podrá continuar con sus reformas sin necesidad de contar con el apoyo de la oposición, como ha ocurrido en el actual período legislativo

EFELA PAZ

El partido del presidente boliviano, Evo Morales, logró dos tercios de los escaños en la Asamblea Legislativa en las elecciones generales del 12 de octubre al obtener un 61,36% de los votos, ha informado el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

El vocal del TSE Ramiro Paredes ha anunciado en rueda de prensa que el gubernamental Movimiento Al Socialismo (MAS) consiguió 25 de 36 escaños en el Senado y 88 de 130 en la Cámara de Diputados, con lo que obtiene 113 puestos en la Asamblea de un total posible de 166.

El frente opositor Unidad Demócrata (UD), que postuló a la Presidencia al empresario conservador Samuel Doria Medina, obtiene nueve escaños en el Senado y 32 en la Cámara de Diputados, con un apoyo en las urnas del 24,23%. El Partido Demócrata Cristiano (PDC), que presentó como candidato al expresidente boliviano Jorge Quiroga (2001-2002), consigue dos senadores y diez diputados, al sumar un respaldo del 9,04%. Pese a que el Movimiento Sin Miedo (MSM) y el Partido Verde reclamaron cada uno haber ganado un escaño, el TSE se los ha negado con el argumento de que la ley electoral establece que la fuerza que no obtenga al menos 3% en las urnas no contará con representación.

Sin impedimiento para sus reformas

Morales dio por hecho hace unos días que el MAS conseguiría los dos tercios de los escaños en el Congreso. Con esta representación, el mandatario podrá continuar con sus reformas sin necesidad de contar con el apoyo de la oposición, como ha ocurrido en el actual período legislativo (2010-2015).

La victoria obtenida el 12 de octubre permitirá a Evo Morales, que gobierna Bolivia desde 2006, seguir en el poder hasta 2020, en el que será su tercer mandato consecutivo. La Constitución limita con efecto retroactivo a dos mandatos consecutivos la permanencia en la Presidencia, pero el Tribunal Constitucional avaló la candidatura de Morales con el argumento de que su primer gobierno no cuenta porque tuvo lugar antes de la refundación en 2009 de Bolivia como "Estado Plurinacional".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos