Diez muertos y catorce heridos por una explosión en un burdel en Nigeria

Se sospecha que el atentado podría haber sido obra del grupo radical islámico Boko Haram, que mantiene una campaña sangrienta en el norte del país

EFENAIROBI

Al menos diez personas han muerto y catorce han resultado heridas por una explosión registrada en un burdel de la ciudad de Bauchi, en el noreste de Nigeria, informan fuentes policiales, citadas por los medios locales.

La explosión se produjo en un prostíbulo de Bauchi, ha señalado el portavoz de la Policía estatal, Haruna Mohammed. Aunque ningún grupo terrorista ha reivindicado el atentado, se sospecha que podría haber sido obra de la milicia radical islámica Boko Haram, que mantiene una campaña sangrienta en el norte de Nigeria y tiene secuestradas a cerca de 300 personas, entre ellas más de 200 niñas.

Tras la explosión, registrada cerca de las 22.00 horas de ayer (21 horas GMT), los heridos fueron trasladados al Hospital Universitario Abubakar Tafawa Balewa de la ciudad, ha indicado el portavoz policial al diario nigeriano 'Premium Times'.

Los autores vestían uniformes militares

Un testigo ocular, Malam Ahmed Maidoki, ha relatado a la Agencia Nigeriana de Noticias (NAN) que cinco personas con uniforme militar llevaron a cabo el ataque detonando explosivos y disparando al azar. "Estábamos viendo noticias sobre la Copa del Mundo en un centro de visionado situado entre el edificio de dos pisos del hotel -donde al parecer se encontraba el burdel- cuando llegaron cinco hombres vestidos con uniforme militar", ha contado.

El espectador pensó inicialmente que se trataba de personal de seguridad que "había venido a relajarse también", pero comenzó a sospechar cuando cada uno de esos hombres se situó en una esquina de la sala. "Lo siguiente que oí fue una explosión, y después todo se llenó de un humo espeso. Mis amigos y yo estábamos temblando tirados en el suelo", ha recordado Maidoki. Los cinco hombres comenzaron a tirotear a quienes intentaron ponerse de pide y mataron a muchos de los supervivientes de la explosión, según ha señalado este testigo.

Otro testigo, Usman Hassan, ha dicho que estaba a punto de entrar al hotel cuando se produjo la explosión y huyó de inmediato. "Cuando ya estaba un poco lejos oí disparos. Minutos más tarde, un vehículo blanco Toyota Hillux se alejó del hotel a alta velocidad, con hombres vestidos con uniformes del ejército en su interior", ha declarado a la agencia nigeriana.

Campaña sangrienta

La explosión se produce solo dos días después de que una veintena de personas perdiera la vida y otras 17 resultaran heridas por un ataque con bomba contra el centro comercial Emab Plaza de Abuya, uno de los más grandes y concurridos de la capital nigeriana.

El día anterior, el pasado martes, al menos 91 personas -entre ellas 60 mujeres y niñas- fueron secuestradas en el noreste de Nigeria por supuestos miembros de Boko Haram. Los secuestrados se sumaban así a las más de 200 niñas raptadas el pasado abril de la escuela de Chibok, también en el estado norteño de Borno, la mayoría de las cuales continúa en paradero desconocido.

Boko Haram, que significa en lenguas locales "la educación no islámica es pecado", lucha por imponer un Estado islámico en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur. El grupo terrorista ha asesinado a 12.000 personas y ha herido a otras 8.000 en los últimos cinco años, según las autoridades nigerianas.

Con unos 170 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, sufre múltiples tensiones por sus profundas diferencias políticas, religiosas y territoriales.

 

Fotos

Vídeos