EE UU envía tropas para el rescate de las niñas secuestradas en Nigeria

Barack Obama, en una conferencia en la Casa Blanca /
Barack Obama, en una conferencia en la Casa Blanca

Obama anuncia que un destacamento de 80 soldados viajará a Chad para ayudar en las tareas de rescate

AGENCIAS WASHINGTON

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha anunciado que ha desplegado 80 soldados en Chad para ayudar a rescatar a las más de 200 niñas secuestradas hace más de un mes en Nigeria. "Estas tropas apoyarán operaciones de inteligencia, vigilancia y reconocimiento aéreo sobre el norte de Nigeria y las zonas colindantes", ha explicado Obama en una notificación al Congreso.

Fuentes del Pentágono han detallado que el despliegue se compone de 40 operadores de aviones no tripulados o 'drones' y otros tantos miembros de la Fuerza Aérea encargados de la seguridad y de proveer asistencia sobre el terreno a las aeronaves.

"Esta acción se ha tomado en interés de la seguridad nacional de Estados Unidos y de nuestra política exterior", explica Obama, que goza de estos poderes como Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas. El pasado 14 de abril, la milicia islamista Boko Haram, que quiere instaurar la sharía (ley islámica) y proscribir la educación occidental, secuestró a más de 200 niñas escolares en Chibok, en el noreste de Nigeria.

Estados Unidos estableció dos semanas después del secuestro un equipo multidisciplinar del Departamento de Estado, Defensa y el FBI para ayudar en el rescate de las niñas, así como para comenzar a realizar vuelos de reconocimiento. Por el momento, el Pentágono asegura que desconoce dónde se encuentran las menores, si bien los miembros de los servicios de inteligencia estadounidenses creen que han sido divididas en grupos más pequeños.

La densidad de la selva en la zona de Nigeria, Camerún y Chad, y la permeabilidad de las fronteras dificulta el rescate de las niñas, operación que sigue estando liderado por las fuerzas armadas nigerianas, las cuales no tienen la preparación ni la capacidad de los estadounidenses. "Es importante entender que las tropas (estadounidenses) desplegadas no son de infantería", explicó en entrevista con la cadena CNN el portavoz del Pentágono, el contraalmirante John Kirby, quien aclaró que por el momento la misión se ceñirá a vigilancia aérea y no a la activación de una fuerza de combate.