El académico de 104 años David Goodall dice que en sus últimas horas "no duda en absoluto"

Esta semana, el Dr. Goodall viajó a Suiza, donde una clínica de fin de vida ha aprobado su solicitud para ejercer la llamada "opción suiza". A escasas 24 horas de que abandone este mundo, David no cesa en su intento por alentar a los australianos a adoptar una visión más liberal sobre la eutanasia:"Espero que mi historia aumente la presión para que la gente tenga una visión más liberal sobre el tema [de la eutanasia voluntaria]. Creo que probablemente habrá un paso en la dirección correcta". En la conferencia de prensa que ha ofrecido el científico  en la ciudad suiza de Basilea, se vió soprendido por la multitud de medios internacionales que se congregaron en la sala: "Estoy bastante sorprendido por el gran interés en mi caso. Estoy muy agradecido por la hospitalidad de la Federación Suiza y la capacidad para llegar a un final con gracia", dijo.Pese a los esfuerzos por parte de los periodistas de hacerle cambiar de parecer, David mantiene su postura: "Me alegra tener la oportunidad de terminarlo mañana y agradezco la ayuda de la profesión médica aquí para hacerlo posible.Su muerte está programada para el jueves, posiblemente alrededor del mediodía, acompañado por uno o dos miembros de su familia.