Mario Vaquerizo: «Se puede ser muy hombre y tener amaneramiento»

Mario Vaquerizo: «Se puede ser muy hombre y tener amaneramiento»

Habla en femenino, pero se declara heterosexual y de pelo en pecho. Quizá por su tendencia a romper estereotipos y por lucir melena, con canas incluidas, Pantene ha elegido a Mario Vaquerizo su primer embajador masculino

RAQUEL PELÁEZ

Mario Vaquerizo no se corta un pelo. Se considera «un marciano que vive de muchas influencias, desde lo más estándar a lo más moderno». No entiende el modelo de pareja abierta y lo mismo se sube a una carroza el Día del Orgullo Gay que reza por las noches y va a misa los domingos. La fama le encanta «en el sentido warholiano», dice.

Aunque lo suyo ha rebasado ya con creces los quince minutos de gloria. Y todo eso en medio de una crisis por causa de una artrosis degenerativa que lo ha tenido fuera de sí durante los últimos meses. Hablamos con el nuevo chico Pantene.

Este es un artículo de 'XLSemanal', el suplemento dominical de 'La Verdad'. Puedes leerlo completo aquí