Interviú desnuda a las 'espartanas' de Coca-Cola

Portada de la revista de este lunes./
Portada de la revista de este lunes.

Las mujeres de los afectados por el ERE de 2014 en la multinacional reclaman sus derechos en la revista

C. GARCÍA

Llegó junio y con él el calor y el buen tiempo. Las tarde de terraza y sol invitan a... ¿una Coca-Cola? Quizás, las protagonistas de Interviú de esta semana tengan algo aborrecida esta bebida. Son las mujeres de los afectados en el ERE de 2014 de la multinacional. Aunque un juez sentenció que los despidos habían sido ilegales y dictaminó que la empresa volviera a readmitirlos con las mismas condiciones, la compañía sigue buscando la forma de torear la situación.

Encabezadas por Gema Gil, voz e imagen principal de la portada de Interviú de esta semana de junio, las mujeres de los despedidos en la planta de Coca Cola de Fuenlabrada reclaman sus derechos. El grupo se hace llamar las 'espartanas', y con esa estética es con la que lucen en la revista. Pero también con el pañuelo rojo en la cabeza, muy estilo de los 50, que recuerda a 'Rosie, la remachadora'.

En las páginas interiores dedican todo un reportaje a la situación que todavía viven los trabajadores de Coca Cola en Fuenlabrada. Según indica Gema Gil, su marido es químico pero cuando fue readmitido tras el ERE le pusieron en el puesto de jardinero «no hace nada», otros trabajan «delante de un ordenador que no funciona», en definitiva, «sufren mobbing colectivo y mucha presión». Esta 'espartana' también explica que muchos trabajadores se han visto obligados a pedir la baja por depresión y estrés, otros por enfermedades más graves, como cáncer, y la empresa no hace nada. «Es por dignidad», afirma Gil como la razón que mueve a este colectivo de mujeres para defender a sus maridos.

«Cuando ves que está en juego el futuro de tus hijo despierta en ti algo», explica Gema Gil en Interviú. Sus protestas han sido muy mediáticas, como los reclamos que se oían en un partido de Nadal o en la final de la Champions de Lisboa, su grito de guerra «ni un paso atrás» ha sido adoptado ahora por los estibadores, «nos llena de orgullo haber creado sentimiento en una clase trabajadora dormida».

Esta semana, las 'espartanas' se desnudan en Interviú sin ningún complejo, «¿Qué es enseñar un pecho cuando nos están robando nuestros derechos?». Mujeres, madres, hermanas e hijas de los trabajadores de Coca Cola reclaman en nombre de sus hombres lo que les pertenece.