La hermana de Meghan le pide que haga las paces con su padre

Samantha y Meghan Markle son hermanas por parte de padre./R. C.
Samantha y Meghan Markle son hermanas por parte de padre. / R. C.

R. C.

Desde que fue acusado de intentar vender unas fotos de su hija pocos días antes de la boda de Meghan Markle con el príncipe Enrique de Inglaterra, el padre de la duquesa de Sussex está en la lista negra de ésta. Thomas Markle, de 74 años, asegura a todo aquel que quiera escucharle -y no son pocos: su presencia está muy disputada en televisiones y tabloides británicos- que ella no le habla desde la boda, no responde a sus llamadas y se enteró de su embarazo por la radio. El hombre ha pedido incluso la intervención de Isabel II para que interceda ante su nuera, sin resultados hasta la fecha.

Ahora es Samantha Markle, hermana de Meghan por parte de padre, quien se suma a sus ruegos de reconciliación. Tal y como publica el diario británico 'The Sunday Mirror', la estadounidense, de 53 años y que padece esclerosis múltiple, le ha enviado una postal navideña en la que insiste en esta idea. Además del mensaje ya impreso, donde se lee «Que tengáis una feliz Navidad y un próspero Año Nuevo», la mayor de los Markle le escribe de su puño y letra: «Esto no trata de ser formal. Las vacaciones de Navidad son una época para estar en familia, un momento sentimental. Papá ha intentado contactar contigo y está muy dolido porque le estás ignorando. La vida es corta y sabes que papá es maravilloso. Por favor, dale la alegría de mostrarle tu amor en sus últimos años. El momento es ahora», concluye la carta.

Oficialmente, fue su convalecencia tras sufrir un ataque al corazón lo que impidió a Thomas Markle asistir al casamiento de su hija. La duquesa de Sussex entró en la capilla sola pero hizo el tramo final del templo del brazo de su ahora suegro, el príncipe Carlos. Desde la boda real, diversos parientes de Meghan Markle, en especial Samantha, han criticado que no les preste más atención.

 

Fotos

Vídeos