Cara Delevingne también fue víctima de Weinstein

Cara Delevingne y Ashley Benson se besan en las gradas de un estadio de Nueva York, hace diez días. / R. C.
Cara Delevingne y Ashley Benson se besan en las gradas de un estadio de Nueva York, hace diez días. / R. C.

La modelo asegura que el productor le dijo que nunca triunfaría en Hollywood por su condición de lesbiana

P. MUÑOZ

Cara Delevingne ha sido la última en subirse al carro, ya abarrotado, de artistas que acusan al antaño todopoderoso productor de Hollywood Harvey Weinstein de acoso y discriminación. La modelo, que nunca ha ocultado su condición de lesbiana, asegura que Weinstein le espetó que jamás llegaría a triunfar en Hollywood a causa de su orientación sexual y le aconsejó que se buscara una 'barba', es decir, una pareja masculina de conveniencia para ocultar su homosexualidad.

Delevingne hizo caso omiso a estas recomendaciones -o veladas amenazas, como las interpretó ella- y siempre se identificó públicamente como bisexual. En diversas entrevistas señaló que durante la adolescencia estuvo sumida en dudas sobre su orientación, que terminaron cuando decidió no encorsetarse y abrirse a mantener relaciones sentimentales con mujeres y con hombres indistintamente.

El primer beso en público

En los últimos tiempos, la modelo ha alcanzado la estabilidad con la actriz Ashley Benson, a quien conoció el pasado año en el rodaje de la película 'Her Smell', de Alex Ross, y que desde entonces es su pareja. Ambas se situaron hace pocos días en el centro de la atención mediática cuando se besaron en público. No fue un calentón; eligieron para ello un escenario que les garantizaba la máxima repercusión: el graderío del estadio Arthur Ashe de Nueva York durante el Campeonato Nacional de Tenis, donde intercambiaron con toda naturalidad gestos de cariño y complicidad. Anteriormente las cámaras ya habían recogido algún otro beso entre ambas -en agosto del pasado año un paparazzi les sorprendió besándose en el aeropuerto de Heathrow-, pero nunca en espacios abiertos y ante la vista de todos. La escena no hizo sino alentar los fuertes rumores de que ambas han contraído matrimonio.

Cara Delevingne es una de las modelos más mediáticas de la actualidad y una 'influencer' de primera línea. Fue Modelo del Año de la industria de la moda británica en 2012 -repetiría en 2014- y ese mismo año debutó en el cine con 'Anna Karenina', a la que seguirían otras como 'Ciudades de papel' o 'Escuadrón suicida'. En su vida personal ha arrastrado problemas de ansiedad y de depresión.

Su pareja, la californiana Ashley Benson, alcanzó la popularidad por su interpretación de Hanna Marin en la serie 'Pretty Little Liars' a lo largo de sus siete temporadas.