Este oso polar se acerca a un perro encadenado y... le acaricia

El perro no parece fiarse demasiado de las caricias...y con razón/
El perro no parece fiarse demasiado de las caricias...y con razón

La cámara de David De Meulies capturó un momento totalmente único e insólito

F. OLMOS

David De Meulies estaba guiando a un grupo de turistas a ver osos polares en Manitoba, Canadá, tal y como acostumbraba. Pese a los años que lleva viéndolos a David le gusta llevar su cámara al trabajo, porque nunca sabe cuándo verá algo alucinante. Y menos mal. En un momento del recorrido llegaron a una zona en la que un ganadero tenía encadenado a su perro mientras atendía otras labores propias de su jornada. Los turistas querían ver al perro, pero no eran los únicos.

Se percataron de que un oso polar se acercaba al cánido encadenado y se pusieron nerviosos. David les ordenó tranquilizarse, retroceder y observar, por ese orden. Mientras él fue disponiendo de la cámara. No sabía qué iba a ocurrir pero sí que había escuchado que los osos polares de la zona solían tener una actitud muy amistosa con los grandes perros pastores de las nieves que trabajaban por ahí. Aunque nunca habría imaginado hasta qué punto. Imaginó que se saludarían. Como mucho.

Para sorpresa de todo el mundo el oso se acercó al perro, se sentó a su lado y comenzó a...acariciarle. Justo como un ser humano habría hecho:

Como veis el perro se aburre en determinado momento y se pone de pie para marcharse de allí. Sin embargo, el dueño de los perros ha revelado una horrible verdad que está chafando el enternecedor momento a los internautas. Los osos que pululan por la zona son amigos de sus perros, sí. Pero cuando les alimenta, obviamente. Esta misma semana se olvidó de alimentar a los osos una noche y al despertar al día siguiente uno de sus perros había desaparecido. Al fin y al cabo así es la naturaleza, ¿no?