Los perros ciegos también tienen un perro lazarillo

Hoshi (izq) y Zen (dcha), los protagonistas de la historia/
Hoshi (izq) y Zen (dcha), los protagonistas de la historia

Aunque no es el primer caso que conmociona a la red, este resulta especialmente adorable

F. OLMOS

A todos nos fascina y maravilla las increíbles capacidades que demuestran los miembros de la raza más amiga del hombre desde tiempos inmemoriales; los perros. La semana pasada la red se vio fascinada por un nuevo estudio que había descubierto que nuestras cánidas mascotas son capaces de entender lo que decimos, no sólo por el tono. Ahora, aunque no es el primer caso que se hace viral, la gente ha conocido la respuesta más adorable a la (muy cuñadística) pregunta: «¿Y los perros ciegos, tienen perro lazarillo?»

noticias relacionadas

Pues sí, claro. O al menos alguno. En este caso en concreto la pareja son Hoshi y Zen y están acumulando miles y miles de 'likes' en su cuenta de Instagram. Cabe decir para quien no lo sepa, que tener una cuenta de tu mascota en la red social es algo en realidad bastante común. Por bizarro que le pueda sonar a alguien muy alejado de ese mundo. Estos son Hoshi (derecha) y Zen (izquierda), los protas de esta historia:

Cuando Hoshi cumplió 11 años, el veterinario les dio una mala noticia a sus dueños: tenía glaucoma. Era necesario operarle. Creyeron entonces que la vida del pobre perro (y por tanto la de toda la casa) se truncaría bastante. Sin embargo tuvieron una idea que, por qué no, igual funcionaba. Sólo unos pocos meses antes habían adoptado a Zen, el precioso pomerania con el que se llevaba genial. Tan buenos amigos eran que decidieron probar a ponerles un arnés que les uniese entre sí. Las semanas previas a la operación estuvieron practicando así, sin ningún tipo de entrenamiento profesional de por medio ni nada por el estilo (de hecho cabe aclarar que Zen no es realmente un perro guía porque a efectos legales no ha recibido formación para serlo ni tiene ningún tipo de certificado).

Cuando se produjo la temida operación y Hoshi perdió sus ojos, ocurrió el milagro. La adorable pareja comprendió entonces porque se habían pasado atados el uno al otro los últimos días. Y simplemente siguieron haciendo lo mismo, pero más despacio ya que Hoshi estaba ciego y era, obviamente, más miedoso que antes. Aunque los dueños cuentan que desde el primer momento confió en Zen para ser sus ojos. Ahora conmueven a Internet con sus espectaculares viajes y sus adorable fotos y videos desde su cuenta de Instagram:

 

Fotos

Vídeos