¿Por qué se suicidan los perros en este puente?

Puente de Overtoun./
Puente de Overtoun.

El puente Overtoun, en Milton, Escocia, ha sido testigo de demasiadas muertes de perros en toda su historia

C. GARCÍA

Hace más de cien años que fue construído este puente y a su historia le acompañan miles de leyendas. En el puente de Overtoun ocurren con cierta asiduidad muertes de perros que se tiran al vacío, a una altura de 15 metros. Lo más curioso del caso es que los canes siempre lo hacen cuando el clima es despejado y por el mismo lado del puente.

Los extraños suicidios de perros se remontan a 1950, año en el que está notificado que se abalanzó el primer perro por este puente. Desde entonces, todos los años muere uno o varios perros de la misma forma. El caso merece un estudio, aunque los vecinos de Milton encuentran sólo una explicación paranormal.

Los que creen en lo paranormal y el espiritismo aseguran que el puente de Overtoun está construído en un «espacio fino», que significa que es un lugar donde la barrera entre el mundo de los vivos y los muertos es muy delgada. Dicen que está «embrujado» y que los perros, que son más sensibles a percibir señales extrasensoriales, pueden ver espíritus en él.

De todos los perros que se suicidan por este puente, abundan ciertas razas. Generalmente, los perros que han muerto al tirarse al vacío son de tamaño mediano o grande, con el hocico alargado, de razas como labrador, golden retriever, collies o pastores.

La teoría más coherente la tiene un experto en animales, David Sexton, que realizó estudios de la zona. Sexton observó que en la parte de abajo del puente, por la maleza, vivían ratas y visones. Este científico hizo pruebas con las razas anteriormente citadas y siete de cada diez respondieron a los olores de orina de estos animales. David Sexton dedujo que los perros pueden sentirse atraídos por ese olor y se lanzan por el puente sin saber muy bien la altura. Su teoría fue echada por tierra por un cazador de Milton que asegura que allí no hay visones.

El dueño del último perro que se lanzó por el puente de Overtoun contó la milagrosa historia de su mascota. Por suerte, Hendrix sobrevivió. «Paseaba con mi pareja y los niños cuando de repente, el perro se lanzó por el puente. Mi hija gritó y yo corrí hasta la ladera donde estaba el perro y lo llevé a un sitio seguro». Cuenta Kenneth Meikle, el dueño de Hendrix, un golden retriever, que su perro cayó sobre una cama de musgo que amortiguó su caída. «Cuando regresábamos a casa se le comenzó a caer el pelo y por la noche temblaba», explica el dueño, son las secuelas de una experiencia traumática para el perro.