Talleres para los más pequeños llenan los jardines del Rey Lobo

Inauguración del monumento en la Circular./T. Zamora
Inauguración del monumento en la Circular. / T. Zamora

La plaza Circular, donde hay una réplica del Castillo de Monteagudo, acogerá actividades entre hoy y el viernes

LA VERDADMurcia

La plaza Circular se ha convertido en el epicentro huertano de la ciudad, gracias al monumento 'Los jardines del Rey Lobo', un gran huerto en 360 grados que recrea la belleza de los huertos de Ibn Mardanis. En este espacio se han programado una serie de talleres infantiles que tendrán lugar desde hoy y hasta el viernes, de 11.00 a 14.00 y de 18.00 a 21.00 horas, con acceso libre. Los talleres son: 'Planta tu jardín de primavera', 'Planta tu huerto', 'Murcia en miniatura', 'Handicrafts con Terra Natura', 'Pin huertano con Terra Natura', 'Potato huertano con Terra Natura', 'Manos artesanas: Proyecto Abraham', 'Storytimes de animales con Terra Natura' y 'Show de aves rapaces'.

«Este monumento de grandes dimensiones representa nuestra historia, y por eso lo hemos situado en una de las plazas más emblemáticas de la ciudad. Los jardines y zonas verdes son fundamentales en nuestro municipio, forman parte del día a día y la vida de los murcianos. Nuestro clima nos permite disfrutar de ellos todo el año pero especialmente en primavera, el municipio renace, y se convierten en protagonistas. Con los jardines de primavera pretendemos fusionar historia, tradición y cultura, con ocio, diversión y espectáculo», explica el concejal de Modernización de la Administración y Desarrollo Urbano, José Guillén.

En este espacio, que cuenta con un sistema de pulverización automática, se van a plantar 135 árboles, entre los que destacan el cipreses, naranjos, limoneros, palmeras, granados, olivos, moreras, algarrobos y perales. Está compuesto por 17.700 plantas como geranios, juncias, palmitos, echeverias, lentiscos, helechos macho, helechos cordata, hiedras, jazmineros, alocasias, arbustos vario, santolinas, alhelís, agaves, aloe veras, paleras y boj, así como 2.000 hojas de palmeras.

Para conseguir este monumento se han instalado dos pérgolas infantiles que suman 300 metros cuadrados, entoldadas y con suelo de césped artificial para que todos los vecinos del municipio puedan disfrutar de esta obra. Además, se ha colocado una pérgola floral de 275 metros cuadrados para dar color a esta recreación.

Las cuatro grandes torres ornamentales, de seis y cuatro metros de altura, otorgan a este jardín una dimensión que simula este enclave histórico. Para completar este recreación se han utilizado materiales como mármol travertino, rocas, traviesas de madera, piedra rocalla, brotes almez, albero, grava, césped artificial, paja, palots de madera, pórticos metálicos de jardín, restos y elementos antiguos significativos, troncos gigantes y maceteros de acero corten troquelados.

A esto hay que sumar 73 elementos en 3D, 165 metros de material tallado texturizado y pintado a mano, 120 kilos de arena estucada y 300 de protección de caucho.