Las familias gitanas crean una asociación para colocar las sillas

Imagen de archivo de gente haciendo cola para comprar sillas. /Vicente VIcéns/ AGM
Imagen de archivo de gente haciendo cola para comprar sillas. / Vicente VIcéns/ AGM

Ciudadanos pide que se revisen los permisos y el gobierno local responde que el colectivo tiene su situación regularizada y autorización por decreto

Manuel Madrid
MANUEL MADRIDMurcia

El grupo político Ciudadanos ha pedido al equipo de Gobierno en el Ayuntamiento que se lleven a cabo las revisiones pertinentes a fin de aclarar si la empresa que instala las sillas en los desfiles del Bando de la Huerta y del Entierro de la Sardina cuenta con todos los permisos y autorizaciones administrativas necesarias, ya que, salvo error de la formación en la interpretación del convenio con el Ayuntamiento, duda de que Eventos Gil pueda colocar sillas en San Juan de la Cruz, Santa Joaquina de Vedruna, Princesa, Alameda de Colón, Plaza Camachos, Puente Viejo, Primo de Rivera, Díez de Revenga, Ronda Norte y Plaza de Castilla, en el caso del Entierro.

En el Bando de la Huerta ocurre lo mismo con otras calles, según la petición firmada por Mario Gómez, portavoz de Ciudadanos, que dice que en aras de garantizar y salvaguardar los intereses generales deberían llevarse a cabo las actuaciones pertinentes para comprobar y revisar el cumplimiento de las ordenanzas. Fuentes del Gobierno local indicaron ayer que la colocación de sillas en la vía pública para contemplar desfiles se viene realizando desde hace 40 años y que no se han dado conflictos entre las dos partes: la adjudicataria del concurso público para la gestión de las tribunas y las minorías étnicas (familias gitanas) que gestionan las sillas en determinados puntos de los desfiles, que el servicio de Festejos conoce como «cabeceras y colas», que son los que este colectivo ha venido gestionando de forma tradicional. El Consistorio entiende que es un guiño a colectivos socialmente marginados y con graves dificultades de inclusión social, y dice que las sillas que colocan equivalen al 30% de todas las instalaciones que se ponen durante el año, concentradas exclusivamente en Semana Santa y en Fiestas de Primavera.

El Consistorio agrega que el colectivo gitano ha regularizado su situación, formando una asociación sin ánimo de lucro, integrando a todas las familias antiguas, «con unos estatutos y fines declarados, firmes y claros» que buscan «la integración social» a través del trabajo realizado. De esta forma, se da trabajo a personas sin formación o con educación básica y a punto de la exclusión social. La asociación lleva por nombre RO-IN-SO-MUR, y los estatutos se encuentran en trámite de registro en la Comunidad y en el Consistorio.

La nueva entidad lleva por nombre RO-IN-SO-MUR y ha integrado a las familias más antiguas

El Ayuntamiento autorizó por decreto la instalación de sillas en la vía pública durante la Semana Santa y las Fiestas de Primavera a esta entidad, del 23 de marzo al 8 de abril, fijando unas condiciones como el precio a cobrar, la entrega de recibo, seguro de responsabilidad civil, comunicación de recorridos e instalación y retirada de las sillas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos