El desfile del Entierro inunda Murcia de fantasía