María Caravaca Valverde: «La elegida debe ser honesta, generosa y humilde»

María Caravaca Valverde /Vicente Vicéns/ AGM
María Caravaca Valverde / Vicente Vicéns/ AGM

Peña La Picaza

MINERVA PIÑERO MURCIA

De Murcia, María Caravaca Valverde destacaría el santuario de la Fuensanta, «un lugar maravilloso con vistas preciosas en el que se respira tranquilidad». Titulada como técnica superior en Educación Infantil, la aspirante asegura que a la corona de azahar aportaría alegría, optimismo y generosidad, entre otras aptitudes.

-¿Qué opina sobre los murcianos que no se visten de forma apropiada en el Bando?

-Como exaltación de las tradiciones huertanas, el Bando es un día en el que la mayoría participamos ataviados con el traje tradicional. Vestirse de huertana o huertano no significa disfrazarse; nadie debería considerar que es así. Es, en cambio, un sentimiento que todos deberíamos respetar.

-¿Qué le aporta formar parte de La Picaza?

-En la peña comparto intereses con otras personas que son afines a mí. Encuentro alegría, entusiasmo e ilusión al hacer lo que me gusta. Son sensaciones muy bonitas y positivas. Todo se enmarca dentro de un sentimiento familiar que sentimos los componentes.

-¿Qué cualidades debe mostrar la elegida?

-Debe ser alegre y optimista. También tiene que saber escuchar, adaptarse a las situaciones y ser generosa, honesta y humilde, así como saber representar a Murcia y a la mujer murciana. La Reina de la Huerta es un emblema de la ciudad y, por ello, debe ser la proyección del saber estar y de la forma de ser de los murcianos.

-¿Existe rivalidad entre las aspirantes a la corona?

-Ninguna. Entre todas las candidatas a Reina de la Huerta tenemos un ambiente muy agradable. Existe compañerismo y, de hecho, compartimos bastantes aficiones. Todas sentimos, sobre todo, el gusto por el folclore y las tradiciones.