Nuria Cabruja Vives: «Animaría a la sociedad a que se acercara a las peñas»

Nuria Cabruja Vives /Vicente Vicéns/ AGM
Nuria Cabruja Vives / Vicente Vicéns/ AGM

Peña La Esparteña

MINERVA PIÑERO MURCIA

«Por desgracia, ahora es menos visible el espíritu de lo tradicional, puesto que la sociedad vive inmersa en una era de lo inmediato y lo acelerado», lamenta Nuria Cabruja Vives, representante de La Esparteña, quien considera que los murcianos, «en cierto modo», se han olvidado de la tradición. Mientras estudia Pedagogía en la UMU, la aspirante recuerda sus principios en la peña, en la que se adentró cuando tenía ocho años. «Gradualmente me fui interesando por el folclore y la indumentaria tradicional», apunta.

-¿Qué piensa de los murcianos que no se visten de manera adecuada en el Bando?

-Que vestirse bien cuesta muy poco. Por otro lado, creo que mucha gente está bastante desinformada sobre lo que significa vestirse de huertano en el día del Bando. Desde mi punto de vista, animaría al resto de la sociedad a que se acercara mucho más a las peñas huertanas o a otros colectivos de este estilo, con el fin de que supieran valorar mucho más la indumentaria tradicional que nuestros antepasados utilizaron durante el siglo XIX. Considero que se le debe tener un cierto respeto a la tradición popular.

-¿Cómo definiría el auténtico carácter huertano?

-Ese carácter huertano auténtico puede verse desde muchos puntos de vista. Si tuviese que elegir uno que ejemplificara la idiosincrasia de las gentes de nuestra tierra, sería su gran generosidad.

-¿Considera que debería existir la figura del Rey de la Huerta?

-Según tengo entendido, la primera Reina de la Huerta se eligió a finales de la década de los años veinte del siglo pasado. Desde entonces, solo se ha elegido a la mujer como representante de la belleza murciana, que quizás podría compararse con la Matrona de Murcia, símbolo que define a la gente de esta tierra. Y así creo que debería mantenerse.