Luz, música e historia para conmemorar los tres siglos desde la primera piedra

Un instante del espectáculo de luz organizado anoche con motivo del trescientos aniversario de la colocación de la primera piedra en el Puente Viejo. / N. García / AGM

El alcalde preside el acto que recordó los orígenes de una infraestructura cuya obra empezó el 10 de septiembre de 1718

LA VERDAD MURCIA

El Puente Viejo se convirtió anoche en el escenario de un espectáculo de luz, música y palabras para conmemorar el 300 aniversario del inicio de su construcción, que tuvo lugar el 10 de septiembre de 1718 -hizo ayer exactamente tres siglos-. Fue «un viaje hasta el barroco» que permitió a muchos descubrir los secretos de este histórico entorno ubicado en pleno corazón de la ciudad.

Con música del barroco y un repertorio de obras de compositores de la talla de Santiago de Murcia y Sebastián Durón, el espectáculo didáctico recorrió la historia del puente a través de siete curiosidades. El acto contó con la presencia del alcalde de Murcia, José Ballesta, miembros de la Corporación municipal, el cronista de la ciudad y periodista de 'La Verdad' Antonio Botías, autor de los textos, y representantes de diversas instituciones relacionadas con las fiestas y la cultura.

Entre los detalles históricos sobre esta conocida infraestructura se pudo conocer por qué se llama Puente de los Peligros, las claves de su longevidad, las dificultades de su construcción, su conexión con la Catedral, las leyendas que relatan las crónicas de la Murcia dieciochesca, la protección de la Virgen de los Peligros y su encuentro con la Fuensanta cada romería o los tesoros que esconde su primera piedra.

La construcción del Puente Viejo comenzó en 1718 y tras numerosas avenidas y percances, entre los que se incluyó la falta de fondos para continuar la magna obra, concluyó en 1742. Una riada acaecida el 26 de septiembre de 1701 había arramblado con el anterior puente, por lo que se hizo indispensable sustituirlo. Varios proyectos concurrirían y en 1703 se encargó la obra a Toribio Martínez de la Vega. El proyecto lo concluiría Jaime Bort, también autor de la portada de la Catedral de Murcia, entre otras obras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos