'Made in Murcia', hecho con corazón

Diseño de Ana Gabarrón durante el desfile de la jornada 'Made in Murcia'./Vicente Vicéns / AGM
Diseño de Ana Gabarrón durante el desfile de la jornada 'Made in Murcia'. / Vicente Vicéns / AGM

Veintisiete firmas murcianas muestran sus diseños en el entorno del Romea bajo la etiqueta 'handmade'

Rosa Martínez
ROSA MARTÍNEZ

A mano, y con corazón. O al menos, con mucho mimo y horas de esfuerzo. Veintisiete firmas murcianas mostraron ayer sus trabajos en la jornada de diseño y moda 'Made in Murcia' organizada en los aledaños del Teatro Romea, dentro del programa de actividades de la Feria de Septiembre. Durante todo el día, desde las doce de la mañana y hasta la medianoche, creadores y diseñadores estuvieron ofreciendo sus productos al público. La jornada, plagada de color, el que pusieron cada uno de los artesanos en sus distintos estantes, estuvo animada con música DJ y una pequeña muestra de moda a las puertas del Romea, con 'looks' de Charo Romero, Peyres, Fernando Aliaga, Irene Moya-Angeler, Bonica in Love y Corbalán, entre otros, que dio paso, ya a la tarde, a cuatro desfiles. Todo al aire libre y abierto al público. Un acontecimiento, celebraron los artesanos, que «es una oportunidad para dar a conocer nuestro trabajo a más gente», «nos da visibilidad» y «nos permite descubrir también nuevas firmas y propuestas de otros compañeros».

Productos originales, con diseños exclusivos, hechos a mano y de diferentes materiales y tejidos fueron el principal reclamo de un mercadillo variado. Bolsos, complementos de moda, tocados, prendas textiles, elementos de decoración, trabajos de ilustración e incluso juegos de cartas y cómics ocuparon los 'stands' instalados en el entorno del teatro murciano. «Cada vez se valora más todo lo que está hecho a mano; la gente es consciente de que elaborarlo requiere mucho tiempo y está dispuesta a pagar un poco más por él», afirman los creadores, muchos de ellos, como Isabel Puig, ya familiarizados con la venta en 'markets' o mercadillos, donde el contacto con el público, dice, es más directo. Puig lleva seis años comercializando sus bolsos 'reciclados'. Están realizados con papel de periódico, cómic, catálogos, revistas e incluso, bolsas de 'snack', y plastificado y trenzado con una técnica maya que aprendió en la República Dominicana, donde comenzó. Hace tres años se instaló en Murcia. «Aquí me costó un poco, porque este tipo de producto no estaba visto, pero cada vez tengo más clientes», reconocía ayer en 'Made in Murcia' la creadora, nacida en Valencia.

La jornada, con música en directo, acogió los desfiles de Cabotine, Ana Gabarrón, Pedro Lobo y Javier Mármol

La jornada, aunque dedicada a la moda y al diseño, tuvo espacio para la música, presente durante todo el día con las actuaciones de los DJ's Javi y Sra. Tarde, y de forma especial, a partir de las 19.30 horas, con el concierto de la banda Halley, ganadora en 2015 del certamen CreaMurcia de 'Otras tendencias'.

El concierto dio paso a la exhibición, sobre pasarela, de los diseños de los creadores de moda murcianos Gema Nicolás (bajo su firma, Cabotine), que presentó por vez primera en Murcia una colección inspirada en la costa oeste estadounidense; Ana Gabarrón, que mostró su proyecto 'Funny Swing'; el ganador de la primera edición del CreaMurcia de Moda, Pedro Lobo, quien llevó al Romea 'Historia nº 4'; y Javier Mármol, con una propuesta de inspiración italiana. Todos protagonistas de los cuatro desfiles que tuvieron lugar por la tarde, colofón de este evento.

«Los mercadillos nosdan mucha visibilidad»
Virginia Gómez y Alba Molina, con algunas de sus creaciones en Taller La Moderna.
Virginia Gómez y Alba Molina, con algunas de sus creaciones en Taller La Moderna. / V. Vicéns / AGM

«El reciclaje está de moda», creen las creadoras murcianas Virginia Gómez y Alba Molina. Ellas están al frente del Taller La Moderna, dedicado a la restauración y transformación de muebles y al diseño y fabricación de elementos de decoración con un toque, dicen, moderno e inspirado en Murcia. Gómez estudió Bellas Artes y Molina, Diseño y Periodismo; hace dos años decidieron unir sus talentos para dar vida a este proyecto, que han ubicado en la carretera de La Ñora, en Murcia, y en el que no solo crean, sino que también enseñan a restaurar muebles. «Cada vez viene más gente. Tenemos un taller mensual de restauración, y de vez en cuando programamos otros», afirman. «Lo habitual –cuentan– es que el cliente venga con su propia pieza, bien para restaurarla o para transformarla en una completamente diferente. A veces vienen ya con una idea de lo que quieren, pero nosotras también les asesoramos», explican. En su catálogo de productos figuran todo tipo de muebles, pero también maderas decorativas, cuadros con frases ingeniosas y «una nota de humor», y cartelería de diseño. «Los mercadillos –reconocen– nos dan mucha visibilidad. La gente que se interesa por nuestro trabajo suele llevarse una tarjeta y luego acude a nuestro taller. También nos localizan mucho por internet y redes sociales, pero, sobre todo, por el boca a boca», afirman.

«Me pareció guay fusionar naturaleza e ilustración»
Kino Tovar, junto a sus plantas de aire e ilustraciones.
Kino Tovar, junto a sus plantas de aire e ilustraciones. / V. Vicéns / AGM

«Me gusta mucho la naturaleza». La respuesta al porqué de su trabajo es de Kino Tovar (San Javier, 1986). Estudió fotografía e ilustración y le pareció «guay» fusionar sus conocimientos con esa pasión suya por el entorno. Un día le regalaron una planta de aire –sus raíces no necesitan estar en contacto con la tierra, afirma Tovar– y decidió crear sus propios terrarios y comercializarlos. Es lo que hace desde hace casi tres años junto a un amigo, Pablo Torrando, con el que comparte proyecto. También fotografía plantas y plasma paisajes en láminas de dibujo que vende igualmente como elementos de decoración, en este caso bajo la firma Ornitología Onírica. Su principal canal de venta son los mercadillos, sobre todo de Madrid, donde vive y posee un pequeño vivero que ha montado en su propia casa; de Barcelona; de Asturias, de donde procede Torrando; y de Galicia, aunque también comercializa sus piezas a través de internet: «La gente valora mucho el trabajo hecho a mano», defiende. En Murcia ha participado en varios 'markets', aunque ayer fue su primera experiencia en 'Made in Murcia'.

«Si tienes un buen producto, al final acabas vendiéndolo»
Teresa Andreu muestra sus diseños de joyería.
Teresa Andreu muestra sus diseños de joyería. / V. Vicéns / AGM

Con 26 años, la murciana Teresa Andreu creó la marca Tessara. Había estudiado Joyería y Gemología en Madrid y comenzó a diseñar sus propias piezas, pero lo aparcó para dedicarse a su familia. Hace cuatro años decidió retomar su firma con una colección de anillos. Trabaja desde casa, donde tiene ubicado su propio taller, y diseña, funde y pule sus propias piezas: «Es todo totalmente artesanal y hecho a mano», destaca. La marca nació, cuenta a 'La Verdad', de su deseo por llevar una «joya determinada», y poco a poco ha ido creciendo. Vende, sobre todo, a través de internet, y lo hace «a varias partes del mundo». En los mercadillos logra ampliar su clientela, sobre todo, en los que se llevan a cabo en la costa murciana, porque le permiten entrar en contacto con personas de otros países. En la actualidad, está intentando abrir mercado en Ginebra, donde, dice, «pueden tener salida mis piezas más caras». «Yo no hago diseños fáciles», afirma Andreu, quien cree que «si tienes un buen producto, al final lo vendes». Sus creaciones, describe, «son elegantes, modernas y sencillas. ¡Parece una combinación imposible, pero es así!».

«No sabía que había tanto talento en Murcia y tanta gente buena haciendo cosas»
Saray Avilés y Juan Antonio Navarro, responsables de Eiko.
Saray Avilés y Juan Antonio Navarro, responsables de Eiko. / V. Vicéns / AGM

Saray Avilés (Murcia, 1980) es educadora social. Hace unos años se quedó sin empleo y se puso a «hacer manualidades», por diversión, confiesa. Comenzó elaborando bolsos de ganchillo y poco a poco fue probando nuevos materiales. Ahora trabaja con madera y celulosa textil, es responsable junto a su pareja, Juan Antonio Navarro, de la firma Eiko, y se dedica de forma exclusiva a la fabricación de bolsos y pendientes con un diseño «único».

«Lanzamos el proyecto en las Navidades de 2016 y decidimos darnos un año para ver cómo nos iba. Desde el primer momento funcionó y ahora cada vez tenemos más pedidos», afirma Avilés. Sus diseños, cuenta, son «como obras, están cortados, cosidos y pintados a mano, y no hay ninguno igual». Hasta hace unos meses vendían en tiendas de Zaragoza, Granada y Almería, además de Murcia, pero ahora lo hacen solo 'on line', a excepción de la capital murciana. «Valorar económicamente el trabajo artesanal es a veces complicado, y si hay intermediarios todavía más, por lo que hemos preferido apostar por la venta directa», apunta la creadora. No obstante, sus diseños se pueden encontrar en Murcia en la tienda Titis Clothing, además de en internet (eikohechoamano).

«Este es un mundo totalmente nuevo. No sabía que había tanto talento en Murcia y tanta gente buena haciendo cosas», reconoce Avilés, que ya el año pasado participó en 'Made in Murcia': «La experiencia fue muy buena. Es un escaparate importante para darnos a conocer», admite. Sus diseños exploran la geometría y mezclan el color. Son, resume, «nuestra forma de expresarnos artísticamente».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos