Una lluvia de pétalos y halagos honra a la Morenica

Imagen de la Patrona en una romería anterior. / :: VICENTE VICÉNS / AGM
Imagen de la Patrona en una romería anterior. / :: VICENTE VICÉNS / AGM

Tras la bajada de la Fuensanta ayer a Murcia, los fieles se congregarán el martes 17 en la tradicional romería con la Patrona hasta su santuario

LYDIA MARTÍN

No hay Feria de Septiembre en Murcia sin la Morenica. Y es que la Patrona de la ciudad es uno de los ejes principales de la programación que durante estas fechas invita a murcianos y visitantes a disfrutar del ocio, la cultura, la liturgia, la gastronomía y, cómo no, la historia y las tradiciones.

Su tez morena y el color tostado de sus facciones, que motiva el apodo por el que la llaman los murcianos, así como su belleza, despiertan la admiración y el fervor de quienes aprovechan la romería y el resto de actos litúrgicos de la programación para acercarse a la imagen y rendirle honores. Se engalana con largos mantos bordados de diferentes colores, joyas y coronas para recibir las muestras de cariño de miles de personas que se congregan para verla pasear por las calles de la ciudad.

Ayer jueves tuvo lugar la bajada de la Virgen de la Fuensanta a Murcia, el acto que marcó el inicio de la programación festiva. Un total de 10.000 pétalos llovieron en la calle Arenal sobre la imagen de la Patrona, impregnando de aroma el ambiente y superando la cita del año pasado.

La Morenica salió a las 15.30 horas de su santuario, llegando a El Carmen a las 19.30 horas acompañada por la banda musical Las Musas de Guadalupe y por tres cuadrillas que le cantaron en tres partes diferentes del recorrido. Hubo también desfile de banderas a caballo, y estuvo acompañada por coros de peñas huertanas, abanderadas y cargos de la Federación de Moros y Cristianos.

Tras esto, y antes de que llegue el gran día de la Romería, se realizarán otros actos en su honor. El domingo 15, a las 11.45 horas, con motivo de la festividad de Ntra. Sra. de la Fuensanta, habrá una procesión claustral de la imagen en la Santa Iglesia Catedral de Murcia y, posteriormente, una solemne misa pontifical presidida por el reverendo José Manuel Lorca Planes, obispo de la Diócesis de Cartagena.

Además, el lunes 16, previo a la romería, será la ronda de despedida a la Virgen de la Fuensanta a las 22.15 horas en la Catedral de Murcia, organizada por la Federación de Peñas Huertanas, la Hermandad de Caballeros de la Fuensanta y Cabildo Catedralicio. Correrá a cargo de las peñas huertanas del municipio.

Día grande

El martes 17 será el día grande para la Morenica. A las siete de la mañana, en la Catedral de Murcia, se realizará una misa de despedida de Ntra. Sra. de la Fuensanta para, posteriormente, comenzar la Romería al santuario del monte, donde los fieles acompañarán a la Patrona de Murcia. Se trata de uno de los actos tradicionales de esta Feria de Septiembre que goza de gran popularidad, ya que los fieles muestran su devoción por la imagen y le hacen promesas de salud, trabajo o peticiones de lealtad y adoración. Es por eso que en este recorrido la cargarán de elogios y admiración, entre aplausos, cánticos y lágrimas y al grito de 'Guapa, guapa y guapa', haciendo que afloren los sentimientos y emociones de los murcianos. Su recorrido abarca más de cinco kilómetros desde la ciudad hasta su templo y en él se abarrotan los fieles en forma de procesión o admirándola desde las calles por las que pasa la romería. También participan en este acto autoridades religiosas y políticas.

Una historia de milagros

Según cuenta la leyenda, Nuestra Señora de la Fuensanta recibe el apelativo de fuente santa, porque se le atribuye el hacer brotar un pequeño manantial en las áridas tierras de la huerta de Murcia. El 17 de enero de 1694, en una larga sequía que amenazaba la cosecha de la huerta, se bajó por primera vez la imagen de la Virgen hasta Murcia en romería para implorar la lluvia. Los agricultores aseguraban que la Virgen no solo concedió la lluvia, sino que en los días siguientes incluso hizo que nevara. Interpretado por los murcianos como un milagro, la imagen concedía el beneficio de lluvia cada vez que era sacada en romería, lo que le valió el título de Patrona de Murcia y su Huerta en 1731.

En el año 1780 se acordó que en adelante la Fiesta de la Patrona se celebrara en la Catedral. Así, cada primera quincena de septiembre la Virgen de la Fuensanta retorna a la Catedral para presidir las Fiestas.