La Feria retoma el pulso con la reapertura de las atracciones y de los Huertos

1. Los vecinos, con ganas de recuperar la normalidad, llenaron ayer los Huertos de El Malecón. / Javier Carrión/AGM
1. Los vecinos, con ganas de recuperar la normalidad, llenaron ayer los Huertos de El Malecón. / Javier Carrión/AGM

Moros y Cristianos renuncian a su principal desfile para no restar efectivos y servicios a las zonas afectadas por la riada

F. C.Murcia

La Feria de Murcia empezó ayer a retomar el pulso con la apertura de sus recintos, que comenzaron anoche a recuperar la actividad y a llenarse de vecinos con ganas de fiesta. El gran desfile de entrada a la ciudad que protagonizan las kábilas y mesnadas de Moros y Cristianos, sin embargo, se suspendió anoche, y no será posible aplazarlo a otro día. La razón de la cancelación del pasacalles no fue otra que el compromiso de los festeros con sus vecinos afectados por las riadas, ya que de haberse celebrado el desfile hubiera implicado restar efectivos y servicios a zonas que aún se encuentran en estado de alerta dentro del municipio.

El cortejo no pudo en cambio aplazarse a otro día: «El boato, los carros, los caballos y todo el acompañamiento que implica el desfile están comprometidos en otros lugares. No es tan sencillo como cambiarlo de día», explicó ayer el presidente de la Federación de Moros y Cristianos, Javier Arenas, quien lamentó que tras las polémicas con el Ayuntamiento por la reducción de espacio en el campamento y la restricción horaria, «al final ha sido la lluvia la que ha terminado acortando la fiesta. Confiemos en que el año próximo tengamos más suerte», lamentó Arenas.

La apertura de los recintos de los Huertos y La Fica devolvió con alegría y bullicio la normalidad, pero varios actos, además del desfile, fueron suspendidos o pospuestos. El Ayuntamiento de Murcia y los grupos festeros implicados, tras celebrar una comisión de emergencias, decidió suspender distintos actos programados para estas fiestas, ya fuera por la imposibilidad de celebrarlos o porque implicaban restar efectivos y servicios a zonas que aún se encuentran en estado de alerta dentro del municipio.

El Concurso Nacional de Paparajotes se aplaza al próximo domingo, pero queda suspendido el Día de Murcia

De la programación prevista para hoy, se aplaza al domingo 22, a la misma hora y en el mismo lugar, la final del Concurso Nacional de Paparajotes. Además se suspendieron la Fiesta de la Vendimia y el Día de Murcia, que se iban a celebrar en los Huertos de El Malecón, y la ruta de patrimonio cultural 'Murcia minera y cantonal', que se iba a desarrollar en la vía verde de Torreagüera se pospone al 13 de octubre.

Otro encendido

El recinto ferial de La Fica abrió sus puertas a última hora de la tarde, y encendió sus luces después de que los técnicos municipales pasaran la mañana y buena parte de la tarde comprobando las instalaciones y asegurándose de que el agua no había afectado a las atracciones. «Solo algunos feriantes que viven en localidades de la Vega Baja muy afectadas, como Almoradí y Orihuela, no han podido venir a atender sus instalaciones, pero nuestra voluntad es recuperar la actividad completa cuanto antes», dijo Francisco Javier Chico, presidente de la Federación de Feriantes, muy agradecido y satisfecho con la atención prestada por los servicios municipales durante las intensas lluvias, que afectaron a decenas de feriantes acampados en el recinto con sus caravanas. Otros feriantes, en cambio, como Francisco Calvo, denunciaron ayer que se sintieron «abandonados cuando el agua nos llegaba hasta las rodillas. Nadie nos asistió».

Las Huertos de El Malecón levantaban también anoche el tablacho, después de que los técnicos municipales realizaran ayer las tareas de limpieza y arreglos para reponer las instalaciones, repletas de barro. También en el recinto de Moros y Cristianos se recuperaban las instalaciones dañadas por la fuerte tormenta y abrían sus puertas.

Más