El Fandi y Castella abren la puerta grande