Rodrigo Sanz: «Quiero evolucionar más y subir»

Rodrigo, ayer, con Breis, en el Cartagonova./j. m. rodríguez / agm
Rodrigo, ayer, con Breis, en el Cartagonova. / j. m. rodríguez / agm

«En un año, mi carrera ha cambiado muchísimo. Tengo ganas de poner a la ciudad donde se merece», dice el extremo navarro

RUBÉN SERRANOCARTAGENA

Acabado el verano y metidos de lleno en plena competición, el Cartagena también puso ayer fin a los actos de presentación de los nuevos jugadores para esta temporada. Con la de Rodrigo Sanz, pasaron 17 futbolistas por la zona mixta del estadio Cartagonova. «Es el último acto», dijo entre risas el director general, Manuel Sánchez Breis, antes de valorar al futbolista navarro como alguien «polivalente», que puede jugar en todas las posiciones de ataque. La temporada pasada, con 40 partidos y 5 goles, ascendió a Segunda con el Mirandés.

A sus 26 años, Sanz está en el mejor momento de su carrera deportiva, tras un largo bagaje por Tercera. Aunque debutó con 19 en Segunda B, casi toda su carrera la ha pasado en el tercer escalón del fútbol español. Jugó en el Cirbonero, Osasuna B, Tudelano y Peña Sport de Tafalla, antes de pasar por la cantera de la Real Sociedad y sumar una breve «experiencia» de medio año en el Anglés, en Francia. Realmente, el extremo navarro explotó en el curso 2017-18, cuando se convirtió en el máximo goleador nacional en el Calahorra, con 39 goles que valieron un ascenso de categoría.

Curiosamente, la temporada pasada aguantó allí hasta enero, cuando el Mirandés apostó por él. «Tengo muy buenas sensaciones, he hecho muchos años en Tercera porque no se me presentaba la oportunidad y, bueno, al final conseguí ascender con el Calahorra y el año pasado hice un gran año. Estoy contento con mi progresión, pero no quiero quedarme aquí, quiero evolucionar con el Cartagena al máximo», explicó.

Este verano, el cambio en el banquillo del Mirandés (Borja Jiménez por Andoni Iraola) fue lo que «posiblemente» le cerró las puertas de debutar en Segunda y escuchar la oferta del Efesé, a mediados de agosto. «Al principio, cuando te dicen que no cuentan contigo, te llevas una pequeña decepción. Pero no se acaba el mundo y, cuando salió el nombre del Cartagena, me ilusioné mucho y tengo muchas ganas de conseguir ese objetivo que es ascender y llevar a esta ciudad donde se merece».

El extremo navarro dijo que «en cosa de un año» su carrera deportiva «ha cambiado muchísimo», y que viene «a una ciudad de fútbol y con una gran afición». Así se lo comentaron sus excompañeros en el Mirandés, Limones, Kijera y Joao Costa, que ya vistieron la camiseta albinegra.

Más