La Verdad
FC Cartagena

El Cartagena quiere poner el candado

El Cartagena, en una sesión de trabajo de la semana.
El Cartagena, en una sesión de trabajo de la semana. / Antonio Gil / AGM
  • Los albinegros reciben al Córdoba B en un municipal Cartagonova del que no deben escaparse puntos

El Cartagena vuelve a jugar en su casa después de poco más de un mes con las fiestas navideñas por medio. Despidió el 2016 ganando en Huelva y lo empezó empatando en el campo de Linares. La gente tiene ganas de ver a su equipo y el Efesé quiere empezar bien en su feudo. El técnico Alberto Monteagudo ha insistido mucho esta semana en cerrar el estadio y que no salgan puntos del lugar en el que deben realizar sus sueños.

Un punto se llevó la Balona en diciembre, como se había llevado en el encuentro anterior un buen Villanovense. El Lorca, que acecha en la tabla, fue capaz de llevarse los tres. Ha sido el único. No quieren más despistes en el Cartagonova y quieren seguir enganchando seguidores con la campaña de la segunda vuelta. Ya hay más de un centenar de abonados nuevos.

Fuera de los clásicos tópicos del mundo del fútbol, lo cierto es que las segundas vueltas de los campeonatos suelen ser más complejas. Los equipos de abajo, más presionados por eludir el descenso, sorprenden a los de arriba que a veces sienten una excesiva presión. Estar arriba desgasta, aunque el Efesé siempre es un rival a batir, sea cual sea su posición en la tabla.

Los albinegros no quieren sorpresas, ni bajones y sobre todo quieren recuperar el estilo solvente que les ha guiado desde el inicio y que se difuminó un poco en el último tramo de la primera vuelta.

Saben que la regularidad será la clave que les mantenga arriba, ahora que cada punto en juego tiene una mayor importancia y que los enemigos se acercan y se refuerzan. El campeonato de invierno es pasado y ahora deben pelear con uñas y dientes para seguir en lo más alto.

Los de la Ciudad del Sol ya están a tres puntos y dispuestos a desbancar a los de Monteagudo al menor descuido. Por encima de eso, está la exigencia de un vestuario que quiere volver a jugar bien y a sacar la media de puntos que les ha llevado al éxito parcial.

De momento como refuerzo disponible solo ha llegado Isi Ros, aunque con respecto a Linares también se recupera a Arturo tras cumplir su partido de sanción. La baja del sancionado Óscar Ramírez la cubrirá Juan Carlos Ceballos, que volverá a lucir el brazalete de capitán ante su afición. Por lo demás, Monteagudo cuenta con todos los efectivos para escoger el once que se medirá a un rival engañoso por los resultados que está obteniendo.

Veinte puntos separan en la tabla al Cartagena y al Córdoba B. El filial inicia la jornada en el puesto de promoción, aunque a tan solo un punto de la salvación directa y a dos victorias del duodécimo clasificado. La igualdad es grande en esa zona de la tabla.

También han sido buenos los resultados para los locales en los enfrentamientos en las últimas temporadas en las que compartieron categoría, aunque en su última visita al municipal los cordobesistas se llevaron un punto.

La última referencia entre ambos es el encuentro de ida. Allí ganó el Efesé 1-2. Con esos datos, no deja de ser un equipo con mucha juventud y talento, con jugadores que son capaces de sorprender a cualquier rival si es que los albinegros no son capaces de imponer su veteranía y su condición de anfitrión.

Los cordobeses han perdido los últimos tres encuentros. Los dos últimos en su casa y el anterior en Melilla. Sin embargo, fue capaz de ganar en El Romano, en plena remontada de posiciones de un peligroso rival como es el Mérida de Eloy Jiménez.

El partido parece muy de cara para los de Monteagudo, que ha pedido que se analice al rival sin mirar la tabla clasificatoria y que sus jugadores busquen marcar el ritmo y el orden para evitar sustos.

Rival mermado

El técnico del Córdoba B ha tenido que completar la lista con tres juveniles. El portero Vito va convocado con el primer equipo, junto a Esteve y Javi Galán que son habituales desde Noviembre a estar con los grandes. Sebas Moyano y González son bajas por lesión.

Alberto García, Miguel Carmona y Borja Estepa son los tres chicos de edad juvenil a los que Losada ha desplazado hasta la ciudad portuaria para intentar dar la sorpresa de la jornada y sacar algo positivo del feudo de un líder al que ven muy sólido. A pesar de las bajas, Losada ha explicado que vienen a Cartagena con un buen estado anímico.