Munúa: «A todos nos gustaría tener momentos buenos durante más tiempo»

RUBÉN SERRANOCartagena

El Cartagena es una roca. Puro cemento armado. Todo lo que pierde de vistoso, lo gana en efectividad: con cuatro cosas, ya ha alcanzado al líder San Fernando. El Efesé sumó ayer contra el Algeciras (2-0) su cuarta victoria consecutiva, con las correspondientes ocasiones y sin que nadie sea capaz de hincarle el diente a la portería de Marc Martínez. Aunque hay motivos para la alegría, Munúa no está satisfecho. «A todos nos gustaría ver más momentos buenos. En casa, tal vez sea el partido más completo», dijo el charrúa.

El uruguayo es consciente de que hay margen de mejora. El equipo despachó ayer al Algeciras, que no hizo ni cosquillas, con dos acciones a balón parado: un córner botado por Verza y rematado por Caballero y un libre directo del oriolano, precioso y para coronarse como uno de los grandes protagonistas de la tarde. «Nuestra solidez defensiva es muy buena y hoy [ayer para el lector] prácticamente no nos hicieron ninguna situación clara». A Marc Martínez solo le han marcado dos tantos en las siete jornadas disputadas hasta la fecha y actualmente es el portero menos goleado de Segunda B.

«Saber estar y aplomo»

Munúa quiso hacer hincapié en el hecho de que aún quedan muchas piezas por encajar para que la máquina funcione perfectamente. Santi Jara y Manu Viana están lesionados, mientras que Cordero arrastraba molestias, no pudo entrenarse con normalidad hasta el jueves y ni siquiera participó ayer. Caballero tenía «un dolor importante» en el tobillo, y aun no encontrándose en plenitud física salió en la segunda parte para inaugurar el marcador. A Etxeberria, que terminó pidiendo el cambio, se le harán hoy pruebas para determinar qué tiene exactamente, porque se llevó las manos a la rodilla. «Venimos de varios inconvenientes, pero nuestra plantilla es amplia y competitiva, todos van a tener minutos y remamos en la misma dirección. Tenemos saber estar y aplomo».

Verza y Carrasquilla fueron protagonistas. También De Camargo, que lanzó un latigazo al larguero siendo titular. «No tiene techo y por sus características, dinámico y habilidoso, lo podemos explotar al máximo».