Elady se queda y Breis pide que «dejemos de hablar de lo sucedido»

Elady Zorrilla, en el amistoso ante el Mar Menor, el último que jugó en pretemporada. / J. M. RODRÍGUEZ / AGM
Elady Zorrilla, en el amistoso ante el Mar Menor, el último que jugó en pretemporada. / J. M. RODRÍGUEZ / AGM

El Tenerife puso sobre la mesa en julio 190.000 euros y el Burgos ofreció en agosto 350.000, pero el jienense no se mueve

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

«Si queremos que Elady dé lo mejor de sí a partir de este fin de semana, tenemos que dejar de hablar de lo sucedido». La frase la pronunció ayer Manuel Sánchez Breis, director general del Cartagena, respondiendo a preguntas de 'La Verdad'. Fue tras la presentación de Álex Martín. Así, Breis pidió -a su manera- que se olvide un tema que ha sido absolutamente nuclear en el movido verano que ha vivido el Efesé, marcado por el doloroso 'no' de Toché, quien acabó en el Burgos, y la incertidumbre sobre la continuidad o no en el club de Elady, el mejor futbolista del equipo.

Ayer no hubo oferta de última hora por el jugador, de 29 años. El Extremadura y Las Palmas lo descartaron hace unos días. Y se especuló con la posibilidad de que Oviedo o Mirandés, antepenúltimo y último en Segunda respectivamente tras las tres primeras jornadas, presentaran una propuesta casi sobre la bocina por el extremo jienense, autor de 21 goles la pasada campaña con el Efesé. No fue así y de esta manera se puso fin a un mercado en el que la oferta más alta de un club de Segunda por Elady fue una del Tenerife, a finales de julio, de 190.000 euros. El Cartagena la rechazó al considerarla insuficiente. Lo mismo hizo con la del Burgos, de Segunda B, que llegó a mediados de agosto y era de 350.000 euros. Paco Belmonte, presidente del Cartagena, exigió el pago íntegro de la cláusula de rescisión, de 500.000 euros, al contado y sin plazos.

«Estuvimos hablando el viernes y mi sensación es que va a dejarse hasta la última gota de sudor por este club para conseguir el ascenso. Estoy satisfecho con su profesionalidad, a pesar de cómo ha sido el verano. Entrena como el que más y nos va a dar muchas cosas», comentó Breis sobre la situación en la que queda el futbolista a partir de hoy.

«Deportivamente no se puede dudar de él. Otra cosa es que estemos en desacuerdo con las formas de algunas cosas que se han hecho este verano. Nosotros nos dejamos la piel por traerlo aquí el pasado verano, cuando estaba en Polonia. Y él se dejó la piel por nosotros por buscar un ascenso que lamentablemente no conseguimos. [Paco] Belmonte comentó lo de mandarlo a jugar con el filial hace 15 días en un momento de mucha calentura. Pero lógicamente aquello no iba en serio y creo que tenemos que dejar de darle vueltas a aquello», insistió Sánchez Breis.

El tránsfer de José Ángel

En otro orden de asuntos, el club todavía no sabe cuándo podrá contar con el centrocampista José Ángel Jurado, firmado la semana pasada. «Tenemos toda la documentación presentada y el tránsfer de su club de Noruega [el Bodø/Glimt]. Lo que no tenemos es el tránsfer del equipo moldavo [Sheriff Tiraspol]. Esperamos que llegue en breve. Si no es así, le hemos pedido un pase provisional a FIFA, hasta que se resuelva el conflicto entre sus dos últimos clubes. Estamos tranquilos y creemos que no habrá problemas. La única duda es si llegará el transfer esta semana o dentro de tres», explicó Breis.

El Cartagena, además, anunció en la tarde de ayer la rescisión de los contratos del meta Mario y del extremo Igor Paim, con quienes no contaba y cuya salida se demoró hasta el último día. Además, ayer se supo que el tinerfeño Vitolo, quien no fue renovado al terminar el pasado curso, se ha comprometido por dos temporadas con el CD Santa Úrsula, de la Tercera canaria, tras rechazar ofertas de Cornellá y Nástic.