Fútbol | Segunda B

Primera salida del Cartagena, primer éxito

Los jugadores del Cartagena celebran uno de los goles./LOF
Los jugadores del Cartagena celebran uno de los goles. / LOF

El Efesé consigue una meritoria y trabajada victoria en Don Benito, donde se presentó con lo justo

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

Tiene Jorge Fucile 34 años y un largo historial de partidos al más alto nivel, en Mundiales con Uruguay y en competiciones europeas en el Oporto. Y entonces anoche, en el modestísimo Vicente Sanz de Don Benito, el tipo da un pase de gol a Caballero y cuando su compañero marca él se vuelve loco. Puede ser una simple anécdota. Claro que puede serlo. Pero también puede significar algo muy importante. Y es que ese comportamiento, a priori tan exagerado para alguien que ha jugado en la pura élite del fútbol, nos revela hasta qué punto se han juntado este verano en el vestuario del Cartagena jugadores (más o menos veteranos) con ganas de comerse el mundo. La ilusión por bandera. Eso es lo que hay ahora mismo en el grupo que entrena Gustavo Munúa.

1 CD Don Benito

Sebas Gil; Trinidad, Quico, Mario Gómez, Chele; Manu Miquel, Gonzalo (Santana, minuto 66); Abraham Pozo (Manu Ramírez, minuto 79), Sillero, Artiles; y Dani López (Agudo, minuto 66).

2 FC Cartagena

Marc Martínez; Fucile, Andújar, Carlos David, Forniés; Cordero, Verza (Vera, minuto 81); Carrillo (De Vega, minuto 77), Quim Araujo, Manu Viana; y Caballero (Siafá, minuto 89).

GOLES
0-1, Quim Araujo (minuto 10). 1-1, Gonzalo (minuto 35). 1-2, Caballero (minuto 55).
ÁRBITRO
Peña Valera (andaluz). Amarilla al local Trinidad; y a los visitantes Cordero y Fucile.
INCIDENCIAS
Estadio Municipal Vicente Sanz. Unos 2.000 espectadores.

Saltaba Fucile, feliz debutante con la camiseta albinegra, tras dejar la pelota con la cabeza en el punto de penalti a su compañero. Caballero, también con la testa, no perdonaba ante el meta Sebas Gil para hacer el segundo y darle a los blanquinegros su primera victoria de la temporada. Fue un triunfo tan justo como trabajado. Llegó el Cartagena a un terreno árido y sofocante con lo puesto. 36 grados. 14 jugadores de la primera plantilla (dos de ellos porteros) y 4 chicos del filial en el banquillo. El lateral Markel Etxeberria se quedaba en la grada tras sufrir unas molestias de última hora. El Efesé estaba en cuadro.

No es buena idea acudir en pañales a un sitio como el Vicente Sanz, donde se respira fútbol añejo. Cada grito de la tribuna se escucha. Cada insulto, también. El equipo de casa, además, no da un balón por perdido. Y el césped, aunque estaba mucho mejor que hace un año cuando los de Munúa tuvieron que jugar allí dos partidos en cuatro días (Liga y Copa del Rey), no daba para hacer demasiadas florituras. En resumen, lo que se podría denominar -tirando del tópico- un partido trampa.

Pero lo sacó adelante el Efesé con oficio y fogonazos de la enorme calidad que ha vuelto a reunir arriba. Manu Viana y Caballero, fichajes especialmente contestados por la comunidad tuitera, volvieron a ser de los destacados, una pantera el valenciano por la izquierda y un incordio constante el argentino para los centrales locales. Quim Araujo apareció y dejó los mejores momentos de la noche. También participó mucho Carrillo, quien siempre fue más ruido que nueces y parece que empieza a entender que es mejor soltar la bola tras el segundo regate que no llegar a soltarla nunca.

Más

Marc, salvador

Atrás, Marc Martínez estuvo increíble en dos paradas decisivas. En la primera voló para impedir que un zurdazo seco de Abraham Pozo entrara. En la segunda, aún más difícil, tiró de reflejos y sacó una mano abajo que evitó que el remate a bocajarro de Dani López arruinara el trabajo de los visitantes. Andújar estuvo algo dubitativo, algo que se notó menos gracias al buen desempeño de Fucile, notable tras completar 90 minutos. Llevaba diez meses sin jugar un partido oficial.

Dio en la diana pronto el Efesé. Fue en un saque de esquina muy bien puesto por Verza en el primer palo. Andújar peinó al área chica y Quim Araujo, adelantándose al defensa, fusiló al portero local. Posee calidad y talento para regalar el '7' del Cartagena. Pero además tiene algo que escasea en esta categoría: olfato de gol. Ayer hizo el primero de muchos para su nuevo equipo. Tras el 0-1 pudo venir el 0-2, pero el remate de Caballero, solo en el segundo palo tras un soberbio centro de Forniés, no tuvo la fuerza ni la dirección esperada. Después le anularon un gol al ariete argentino, que estaba en todas las guerras. Se ayudó del brazo para bajar otro servicio de Forniés y reventar la pelota con un terrible zurdazo. Aún dispuso de una tercera opción Caballero.

El Cartagena gana con goles de Quim Araujo y Caballero en un choque que olvidó sentenciar y casi acaba empatando el cuadro local en el minuto 95

Se tomó un respiro el Cartagena y lo pagó caro. Tras dos avisos, empató el Don Benito. Trinidad puso un balón en el segundo palo y Gonzalo, libre de marca, no perdonó ante Marc Martínez. Al descanso, por tanto, 1-1. Empezó bien -otra vez- el Cartagena, mejorado tras el paso por los vestuarios. Y marcó pronto Caballero el tanto que buscó desde el primer instante. Mención aparte para Manu Viana, decisivo en el germen de la jugada del 1-2.

El valenciano, desatado, tuvo el 1-3 en una contra, pero su golpeo fue excesivamente cruzado y lamió el poste. Carlos David acababa de salvar el empate en un libre indirecto dentro del área, señalado tras una entrada temeraria suya cuando Agudo iba a fusilar a Marc Martínez. El propio Carlos David y Siafá, ariete del filial que debutó en el primer equipo al sustituir a Caballero en el minuto 89, pudieron sentenciar el encuentro.

Al final, en el quinto minuto de los seis de añadido, el susto fue mayúsculo. Agudo, con todo para marcar, la echó fuera en un saque de banda de Trinidad que acabó con la pelota dentro del área pequeña. Eso acabó dando igual. Repuestos del susto, los hombres de Munúa festejaron con brazos al aire y numerosos abrazos su primera victoria del año. El Cartagena, como siempre ha sucedido en las tres últimas campañas, pasará la semana en puestos de 'playoff' de ascenso. Es cuarto.