Fútbol | Segunda B

Un lujo que vale tres puntos

Manu Viana, autor del único gol, sonríe tras adelantar al Cartagena./LOF
Manu Viana, autor del único gol, sonríe tras adelantar al Cartagena. / LOF

Una bellísima combinación entre Manu Viana y Quim Araujo da la victoria al Cartagena en Sanlúcar de Barrameda en un partido feo; la entrada del panameño Carrasquilla activó a los de Munúa, que perdió a última hora a Elady, con permiso para asistir al nacimiento de su hijo

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

El Cartagena logró este domingo un triunfo tan trabajado como necesario en El Palmar, cuyo terreno de juego fue el patatal que casi siempre ha sido y en el que, como es habitual, los albinegros tuvieron que sufrir de lo lindo para volver a casa con una sonrisa. Fue un partido durísimo, con muy poco juego, sin ningún ritmo y mucha batalla en la medular. Fue uno de esos encuentros tan típicos del infrafútbol español, en el que es imposible divertirse. Ni una concesión al espectáculo. Ni un momento de lucidez. Nada que echarse a la boca. Pelea, golpes, tarjetas y un sinfín de interrupciones. Nada nuevo.

Eso es lo que había -lo de toda la vida en las catacumbas de la división de bronce- hasta que Manu Viana y Quim Araujo se asociaron para protagonizar ese momento de clarividencia que suele decantar la balanza en situaciones de esta índole. El extremo valenciano, de nuevo desatado en su costado izquierdo tras vivir un calvario en la derecha la semana pasada ante el Sevilla Atlético, se la dio a Quim Araujo, pidiéndole a gritos una pared. El barcelonés, al que apodan el mago, decidió entonces sacar toda su magia.

0 Atlético Sanluqueño

Isma Gil; Navas, Luis Martínez, José Romero (Dani Güiza, minuto 78), Madrigal; Quesada, David Álvarez (Darío Guti, minuto 73), Abenza (Peter, minuto 70), David Segura; Antonio Jesús y Geijo.

1 FC Cartagena

Marc Martínez; Fucile, Carlos David, Ayala, Forniés; Cordero, Verza (Carrasquilla, minuto 57); Rodrigo Sanz (Lucas De Vega, minuto 68); Quim Araujo, Manu Viana; y Caballero (Jovanovic, minuto 73).

GOL
0-1, Manu Viana (minuto 66).
ÁRBITRO
Alberola Rojas (manchego). Amarillas a los locales Geijo y Luis Martínez; y a los visitantes Cordero, Carlos David, Verza y Fucile.
INCIDENCIAS
Campo de El Palmar. Unos 1.500 espectadores. Terreno de juego en malas condiciones.

En vez de devolver la pelota de primeras a su compañero, se la quedó. La pisó y pivotó de espaldas a portería como si estuviéramos en un partido de fútbol sala. El central se confió. Debió pensar que la situación estaba controlada. Error. Acabaría arrepintiéndose de ello. Porque cuando Manu Viana ya estaba dentro del área, el '7' del Efesé se inventó un taconazo a modo de asistencia sideral y el '21' del Cartagena, quien durante su todavía corta carrera siempre fue sospechoso de tener problemas para definir delante del portero, la puso arriba y cerró la jugada con un zurdazo terminal. Perfecto. Ideal. Imposible para Isma Gil, guardameta de los locales.

El precioso gol de los visitantes, mediado el segundo periodo, fue algo parecido a encontrar agua en el corazón del Sahara. Y fue también la primera clave que explica una victoria albinegra en un partido que se encaminaba hacia el empate a cero. La segunda está en una doble parada de Marc Martínez a cinco minutos del final. Primero se tiró como un gato para impedir que Darío Guti le superara en el mano a mano. En el rechace, el balón le cayó en los pies al goleador Álex Geijo, quien le pegó con todo. La pelota iba hacia una portería desguarnecida, pero el cancerbero del Cartagena se levantó y en una estirada imposible mandó la bola a córner.

El detalle
Hubo un apagón en el estadio y la retransmisión televisiva, tanto de Footters como de 7TV, estuvo interrumpida durante los primeros 13 minutos del segundo tiempo.
El próximo partido
El Cartagena recibe el próximo domingo en el Cartagonova al Cádiz, a las 19.00 horas.

Antes de ese susto pudo sentenciar el Cartagena. El centrocampista panameño Carrasquilla, notable en su debut con la camiseta albinegra, robó un balón delicioso en la salida desde atrás de la zaga local y posibilitó un tres contra uno. Se la dio Jovanovic a Quim Araujo, pero el tiro flojo del barcelonés no bastó para superar a Isma Gil en el uno contra uno. Carrasquilla cazó el rechace y no marcó porque lo evitó Luis Martínez taponando su disparo.

Suele pasar -es otra seña de identidad que nunca va a cambiar en nuestra Segunda B- que cuando no sentencias en un campo tan complicado como El Palmar, al final toca sufrir. Eso se da por descontado y amortizado. Es el pan nuestro de cada domingo en el infierno. Y la casa del Atlético Sanluqueño siempre es un lugar muy inhóspito para el visitante. Cerrar un partido allí cuesta un mundo. Esta vez, supo hacerlo el Cartagena, que renunció al ataque en el tramo final.

Carlos David se agigantó ante las dudas de Ayala, bajo en su estreno esta campaña debido al virus que dejó fuera de combate a Andújar. El central catalán, el jugador más utilizado por Munúa el año pasado, hará falta a lo largo del curso. Este domingo no parecía él. Con todo, el final no fue una agonía para el Efesé. Ni mucho menos. Quim Araujo se quitó el esmoquin y se colocó el mono de currante. S0e quedó el balón en la esquina durante dos minutos en pleno tiempo añadido. Eso desesperó a los locales, que de esta manera perdieron su primer partido del año.

Para el Cartagena, que sufrió a última hora la baja de Elady porque el jienense volvió a su tierra para estar en el parto de su esposa, es el segundo triunfo lejos del Cartagonova, donde está sumando los puntos que se deja en el Cartagonova. No gana en casa el cuadro de Munúa y siempre lo hace fuera. Ese es, de momento, su extraño camino en este tramo inicial de la temporada.