Fútbol | FC Cartagena

El defensa francés Roselli y el medio venezolano Leomar, refuerzos del filial

El primero es un central de 22 años que procede del filial del Alavés y el segundo llega del Cádiz B

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

El defensa francés Alex Roselli, de 22 años, se ha convertido en nuevo jugador del Cartagena. Es un central que procede del Deportivo Alavés, club en el que ha militado durante las dos últimas temporadas pero del que acaba de salir sin llegar a debutar en el primer equipo. La campaña 2017-18 la inició en el Alavés B, en Tercera, y en el mercado invernal fue cedido al Amurrio, también de Tercera.

La pasada temporada, la 2018-19, jugó en el San Ignacio, que es el segundo filial del Deportivo Alavés. Fue el líder de la zaga del conjunto vitoriano e hizo cinco goles. Jugó la promoción de ascenso, en la que fue eliminado por el Marino de Luanco.

Roselli, quien se formó en las categorías inferiores del Olimpique de Lyon y fue internacional sub-17 con su país, acaba de desvincularse del club vitoriano y ficha por el Cartagena como sustituto del alicantino Mauro Lucero, quien este curso ya no es sub-23 y ha sido cedido al Real Jaén. En principio, el galo va a estar a caballo entre el primer equipo y el filial. Entrenará cada día a las órdenes de Gustavo Munúa, haciendo las veces de cuarto central, y jugará con el Cartagena B, en Tercera.

El filial que entrena David Bascuñana también cerró ayer la contratación del centrocampista venezolano Leomar Pinto, de 22 años y quien procede del Cádiz B. Antes pasó por el filial del Elche y el Ontinyent. Llegó a debutar con el primer equipo ilicitano en Segunda.