El Cartagonova «estará listo» para el partido ante el Cádiz B

Achicando agua en el estadio, el pasado viernes. / antonio gil / agm
Achicando agua en el estadio, el pasado viernes. / antonio gil / agm

La sala de prensa, las calderas y los vestuarios han sufrido daños menores y los destrozos no son tan importantes como se temió al principio

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

El estadio Cartagonova fue una de las zonas más afectadas de la ciudad por la histórica tormenta del pasado viernes, que dejó imágenes nunca vistas anteriormente en el municipio. Los sótanos del campo de fútbol quedaron totalmente anegados, algo que no obstante sucede siempre que llueve con mucha fuerza en la ciudad. El agua alcanzó niveles preocupantes, de más de un metro de altura, y cubrió todas las dependencias: la sala de calderas, la lavandería, los almacenes, la zona mixta, el túnel y los vestuarios.

Hasta la recién remodelada sala de prensa se vio afectada. Había sido inaugurada seis días antes de que llegara esta gota fría, tras haber estado cerrada durante casi cinco meses por culpa de la tromba de agua del pasado 20 de abril (cayeron cien litros en una noche). Entonces llevaba 60 días abierta, ya que en noviembre del año pasado había sido arrasada por otra tormenta. En esta ocasión, ha resistido mejor de lo esperado y este domingo podrá ser utilizada.

Desde el viernes, los cuatro técnicos municipales encargados del estadio están trabajando más de 15 horas al día, coordinados con empleados de la empresa concesionaria del agua, Hidrogea, para que el recinto de Benipila recupere un aspecto de cierta normalidad y pueda albergar el partido del próximo domingo ante el Cádiz B. Y las cosas van bien. «Llegamos seguro. El campo estará listo», aseguró ayer el responsable municipal de la instalación, Jesús Cruz. Lo cierto es que los daños son menores. Mejor así.

Los operarios estuvieron sacando agua durante todo el fin de semana. Tuvieron la ayuda de una autobomba de los bomberos. Y gran parte del barro ya ha sido limpiado de toda la zona inferior del recinto. Queda todavía bastante tarea por delante en los vestuarios y la zona mixta. El terreno de juego ha asumido perfectamente el agua y este domingo el césped presentará un aspecto muy bueno.

El aparcamiento ya está limpio y se puede utilizar

El aparcamiento del estadio, que quedó cubierto de lodo tras la tormenta, ya está abierto y se puede utilizar. En la mañana de ayer se daban los últimos retoques con máquinas de agua a presión y barredoras, al tiempo que se concentraba el lodo en un lateral, en varios motones, para su secado y posterior retirada, ya que es imposible trasladarlo mojado, según explicaron fuentes municipales. En esa zona, que el domingo será usada por aficionados y festeros, se había estancado gran cantidad de agua durante el episodio de gota fría del pasado viernes. Desde ayer no hay ningún problema para aparcar allí.