Un Cartagena de dos caras busca la estabilidad perdida en casa

Carlos David encima a Geijo, el pasado domingo en Sanlúcar de Barrameda. / lof
Carlos David encima a Geijo, el pasado domingo en Sanlúcar de Barrameda. / lof

El equipo de Munúa es el único del grupo que ha ganado sus dos partidos a domicilio y ahora recibe a Cádiz B, Algeciras y Córdoba

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

Todos los aficionados del Cartagena se preguntan los motivos por los que su equipo hacomenzado la Liga al revés, ganando a domicilio en Don Benito y Sanlúcar de Barrameda y siendo incapaz de sumar los tres puntos en el Cartagonova frente a Badajoz y Sevilla Atlético. Es curioso el arranque de los de Gustavo Munúa, quienes no obstante ya fueron de los mejores visitantes de toda la categoría el curso pasado. Y lo es porque lo normal en Segunda B es hacerse fuerte en casa y sufrir en cada desplazamiento. De hecho, el Cartagena es el único equipo del grupo IV que ha ganado los dos primeros partidos a domicilio. También lo han conseguido, en los otros grupos, Peña Deportiva, Atlético de Madrid B, Barakaldo, Llagostera, Sabadell, Lleida y Villarreal B.

Las causas de estas dos caras que está mostrando el Efesé en el tramo inicial del campeonato son variadas, pero básicamente se pueden condensar en cinco. Primero: la atípica pretemporada y la ausencia de sus dos futbolistas más destacados en la zona ofensiva (Elady y Santi Jara) ha variado sustancialmente la forma de atacar. En este primer mes de competición hemos visto menos asociaciones y mucho menos juego por dentro que la pasada campaña. Han predominado las llegadas por banda y los centros al área, lo que permite a los equipos que vienen al Cartagonova ser más eficaces a la hora de defender. Si te cierras bien, puedes sobrevivir a este tipo de acometidas. Y eso hicieron Badajoz y Sevilla.

Los motivos de un incio inesperado

1
La ausencia de Elady y Santi Jara ha variado sustancialmente la forma de atacar.
2
A falta de un plan más o menos definido, el equipo tira de pico y pala para ganar fuera.
3
Sin gol en casa. El Efesé aún no se ha estrenado en el Cartagonova, donde le falta pegada.
4
Marc Martínez ha sacado manos milagrosas en momentos decisivos.
5
Hay menos futbolistas que quieren la pelota al pie y más gente que va al espacio.

Segundo: a falta de un plan de juego más o menos definido, el Efesé ha tirado de pico y pala para sacar adelante sus encuentros a domicilio. En Don Benito y Sanlúcar, campos imposibles, importa mucho más el fin que los medios. Y el conjunto albinegro ha entendido a la perfección lo que se necesitaba para ganar dos partidos que dan tranquilidad en la clasificación al Cartagena.

Tercero: al Efesé le cuesta un mundo definir en casa. Todavía no ha marcado en el Cartagonova, donde -eso sí- Caballero y Quim Araujo remataron a la madera contra Badajoz (el argentino) y Sevilla Atlético (el catalán). Lleva el peso de los partidos, pero suele fallar en el último pase. Lo cierto es que no ha rematado demasiado entre los tres palos.

Cuarto: el Cartagena mereció el triunfo en sus dos desplazamientos, pero vivió en el alamabre y ambas victorias pudieron escaparse al final. Lo evitó el meta Marc Martínez con intervenciones de mucho mérito en momentos decisivos.

Quinto. En esta plantilla hay menos futbolistas que quieren la pelota al pie. Pero hay más gente que va al espacio y, sobre todo, más oficio. Los próximos equipos que pasarán por el Cartagonova son Cádiz B, Algeciras y Córdoba. Urge encontrar la estabilidad como local ante ellos. La regularidad es la que te pone arriba.

Más