El Cádiz sí tenía incluida la 'cláusula del miedo' y Jovanovic será baja

Jovanovic pugna un balón en el partido de hace dos semanas ante el Sevilla Atlético. / j. m. rodríguez / agm
Jovanovic pugna un balón en el partido de hace dos semanas ante el Sevilla Atlético. / j. m. rodríguez / agm

«Hubo una pequeña confusión que ahora está aclarada: no puede jugar», dice Munúa; en el club ya lo sabían desde hace varios días

R. S.CARTAGENA

Era una noticia que no esperaba nadie. Entre otras cosas, porque los propios dirigentes del Cartagena se habían encargado de aclarar el asunto, para la tranquilidad de los aficionados y a tres semanas del encuentro contra el Cádiz B. «Sí puede jugar. No hay ningún tipo de cláusula y no hay ningún problema», dijo el mánager general, Manuel Sánchez Breis, el mismo día de la presentación de Djordje Jovanovic. Poco después, también fue el dueño, presidente y director deportivo del club, Paco Belmonte, el que comentó en unas declaraciones a 'Efesista' que no había ninguna restricción, salvo que el Efesé jugara contra el primer equipo gaditano, club al que pertenece el serbio hasta 2023, en la Copa del Rey.

Por eso, ayer pillaron por sorpresa las declaraciones de Gustavo Munúa en la sala de prensa del Cartagonova, previas al encuentro de mañana ante el Cádiz B. Jovanovic será baja por que finalmente, tal y como aseguró el uruguayo, sí existe la denominada 'cláusula del miedo' en las condiciones de cesión del jugador al Cartagena. No enfrentarse al filial amarillo es una de las condiciones que aparecen en el documento. «Finalmente no va a poder jugar. Hay una pequeña confusión, que ahora está aclarada: tiene una cláusula donde dice que no puede jugar. Revisando un poquito mejor el contrato que habían firmado, sí que no puede jugar. Lo que me comentan a mí ahora es que no puede jugar», explicó el uruguayo al respecto.

La baja de Jovanovic para mañana ya la conocían en el club «desde hace varios días», pero se prefirió esperar hasta la rueda de prensa para comunicarlo. A preguntas de 'La Verdad', los directivos albinegros evitaron hacer declaraciones y remitieron al departamento de comunicación del club para informar sobre el asunto.

Las negociaciones con Jovanovic fueron largas, tal y como informó el Cartagena el día que comunicó la cesión de Jovanovic, y en esas negociaciones y papeleo pudo estar la confusión con esa cláusula en concreto. De no haberla detectado a tiempo, el Efesé podría haber caído en alineación indebida. Pero hace unos días «se revisó bien» y hubo una «confusión», de ahí que al principio no saltaran las alarmas.

Caballero, la referencia

Lógicamente, si el Cartagena se hubiera empeñado en no perder al delantero serbio para la cita, la fórmula indicada era la de pagar una determinada cantidad de dinero, que no trascendió pero que suele ser «alta» para contar con un futbolista para un partido. El jugador prefirió su cesión al Cartagena antes que jugar en el filial.