FC CARTAGENA

El Burgos descarta a Elady, que es seguido por el Extremadura

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

Nuevo capítulo del culebrón Elady Zorrilla. Ayer terminaron -sin acuerdo- las negociaciones entre el Cartagena y el Burgos. La entidad comandada por los hermanos Caselli no se movió de su propuesta inicial, de 350.000 euros a pagar en siete plazos de 50.000 entre septiembre de 2019 y diciembre de 2020, y por tanto se puso punto y final a esta historia. El Cartagena exigía los 500.000 euros de la cláusula del futbolista, al contado y en un solo pago. Imposible para los de El Plantío. Así, el atacante jienense, a quien el Burgos ofrecía un contrato de tres temporadas a razón de 220.000 euros anuales, no fichará por el conjunto burgalés.

Esto no significa que se haya cerrado el caso. Ni que Elady vaya a continuar en el Cartagena. Al revés. Hay muchas posibilidades de que el jugador abandone el club, ya que su relación con Belmonte y Sánchez Breis está muy deteriorada tras lo ocurrido este verano y la convivencia entre los tres a partir del 2 de septiembre, una vez que se cierre el mercado, se antoja casi imposible.

Sánchez Breis admitió ayer que el club escucha ofertas por Elady, pero la realidad es que tras el abandono del Burgos no hay ninguna propuesta formal por el futbolista sobre la mesa. No obstante, el Extremadura está interesado en él y también la UD Las Palmas podría lanzar una ofensiva de última hora por Elady. Pero ninguno de estos dos equipos pagará la cláusula ni se acercará a ella. Y eso complica las cosas un poco más.