Fútbol | FC Cartagena

Belmonte se ve con Traversone y le repite que Elady cuesta medio millón

Elady corre junto a Carlos David y el readaptador Víctor Ruiz, antes del amistoso de ayer en La Manga Club. / antonio gil / agm
Elady corre junto a Carlos David y el readaptador Víctor Ruiz, antes del amistoso de ayer en La Manga Club. / antonio gil / agm

Ambos se reúnen en Cabo de Palos y dejan abierta una negociación cuyo final es incierto

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

César Traversone, director deportivo del Burgos, aprovechó que está pasando unos días en La Manga junto a su amigo y colaborador Florentino Manzano, para citarse en la mañana de este sábado con Paco Belmonte, presidente del Cartagena, en una cafetería de Cabo de Palos. Se conocieron personalmente y hablaron un rato de la situación generada con la oferta de la entidad burgalesa a Elady, a quien ofrecen un contrato de tres temporadas a razón de 220.000 euros anuales.

No hubo ningún avance. Traversone le dijo a Belmonte lo que ya le había indicado días atrás por correo electrónico. Su propuesta llega a los 350.000 euros, una cantidad que la entidad de El Plantío se compromete a pagar en siete plazos, de 50.000 euros cada uno, desde septiembre de este año a diciembre de 2020. La respuesta del presidente del Cartagena no varió. Para que Elady se vaya, los hermanos Caselli, nuevos propietarios del Burgos, tienen que depositar los 500.000 euros de la cláusula de rescisión, en un solo pago y ahora.

Traversone replicó que los Caselli no piensan llegar a esa cantidad y que, de ninguna manera, se plantean desembolsar medio millón de euros de golpe para fichar a Elady. No obstante, ambas partes dejaron la negociación abierta y volverán a hablar en unos días. Elady tampoco jugó este sábado el amistoso del Cartagena ante el CAP Ciudad de Murcia en La Manga Club. Estuvo haciendo carrera continua junto a Carlos David antes del choque y vio el partido junto al defensa extremeño, sentado en una silla de plástico fuera del banquillo. Muy serio, estuvo menos locuaz que de costumbre.