PROVINCIA ALICANTE

Los campsistas ejercerán todo el control de la Diputación aunque Ripoll opte por resistir

J. L. MORALES/Z. GUILLÉNALICANTE.
Los nuevos líderazgos del PP en la provincia se apoyan en las ciudades de L'Alacantí, así como en Elche y Torrevieja, el nuevo referente de poder en la Vega Baja

El control de la Diputación que van a ejercer durante la nueva legislatura los dirigentes populares alicantinos afines a Francisco Camps, frente al modelo impuesto en los últimos ocho años por el actual presidente de la institución provincial, José Joaquín Ripoll, se va a sustentar en los nuevos liderazgos territoriales impulsados en el partido tras las elecciones. Los municipios campsistas tienen la llave y ejercerán todo el poder aunque Ripoll se empeñe en resistir en el cargo.

El primer paso es la composición de los ayuntamientos, a la que seguirá el diseño de la próxima corporación provincial , que empieza a vislumbrarse de forma clara en las estrategias de los populares. Y es que mientras los socialistas empiezan a buscar un hueco para dirigentes que se han quedado sin el protagonismo esperado en respectivos gobiernos locales, desde el PP observan la institución como una recompensa para aquellos que han obtenido los mejores resultados.

Los dirigentes de los municipios populares tienen claro que hay que premiar a aquellas zonas y núcleos referentes. Ello, según fuentes del partido, supondrá un cambio profundo en la nueva estructura y composición del grupo popular en la Diputación de Alicante, donde las férreas victorias de los campsistas y las derrotas de los ripollistas dejan un nuevo organigrama en torno a los nuevos poderes surgidos en la Vega Baja, Elche y l'Alacantí, -muy distinto del actual-.

Con los nuevos resultados, la continuidad de la vicepresidenta primera y diputada de Economía, Hacienda y Recursos Humanos, Mari Carmen Jiménez, así como de la portavoz del grupo, Mónica Lorente, se convierte en algo muy complicado, tras no haber conseguido obtener mayoría absoluta en los respectivos ayuntamientos por los que se presentaban, Aspe y Orihuela, respectivamente, sobre todo si se tiene en cuenta que dichas comarcas la avalancha popular en victorias ha sido bastante amplia.

Es especialmente destacable en el caso de la Vega Baja, donde la actual presencia oriolana en la Diputación provincial podría dejar paso a ciudades como Torrevieja, Guardamar del Segura, Almoradí o Pilar de la Horadada, en donde los populares han obtenido amplias victorias que podrían ser recompensadas con puestos en la institución, teniendo en cuenta que en esta comarca los ripollistas han tenido importantes retrocesos, como son los casos de Catral, Rafal, Daya Nueva, Rojales y Benijófar y Orihuela, donde probablemente no gobernará.

Hay fuentes populares que apuntan a que de Torrevieja puede salir el nuevo hombre fuerte de las finanzas provinciales.

De igual manera, sucede en el área del Vinalopó, donde Elche con la reciente victoria popular, junto a Crevillent, Elda y algún otra localidad pequeña del Vinalopó Medio, se convertirán en el segundo puntal de la Diputación, y asumirían el protagonismo perdido por otras localidadesa, que tras sus derrotas también perderán su peso.

Aunque el gran puntal de la corporación provincial será L'Alacantí, donde la ciudad de Alicante tras la histórica victoria de Sonia Castedo asumirá una gran responsabilidad en la futura gestión, junto a Sant Joan, San Vicente, Mutxamel y El Campello, y donde como mucho podría caber el propio Ripoll, si así se pactara finalmente, aunque con bastante dificultad,.

Quien tiene garantizada su continuidad es la alcaldesa de San Vicente, Luisa Pastor, una de la vicepresidentas actuales, así como Juan Ramón Varó (alcalde de El Campello), cuya salida de alcaldía quedó condicionada a un escaño.

Por su parte, la presencia de la Marina recaerá con toda probabilidad en los municipios de Callosa d'En Sarrià, con su alcalde, Batiste Saval, y La Vila Joiosa, donde el propio primer edil, Jaime Lloret, podría ser diputado provincial. Tampoco hay que olvidar el peso que adopte Dénia, con Ana Kringe.

De esta manera, el nuevo mapa provincial apenas contará con una amplia presencia campsista, simbolizada por los tres nuevos ejes de poder provincial como son Torrevieja, Elche y Alicante, al que se podría sumar La Vila Joiosa y Sant Joan, quedando escasos puestos para el anterior mapa provincial.

Ahora está por ver si Ripoll es capaz de ganar terreno en las negociaciones y contrarrestar lo que desean los campsistas. De hecho, tiene la aspiración de retener poder, llegando a buenos acuerdos en algunos municipios para «conseguir alcaldías», así lo manifestó ayer, porque «esa esperanza existe», a pesar de que reconoce que sea «pronto para ese tipo de pactos».

Opina

* campos obligatorios


Listado de Comentarios


RESULTADOS

  • Elecciones Autonómicas 2007

encuesta

Encuesta

¿Te satisfacen los resultados electorales?23/05/2011 - 0 votaciones



Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /expert/webs/ftpcontento/dti/plantillas/elecciones-2011/index.encuesta.html on line 122

NOTICIAS

ENCUESTAS ELECTORALES

Vocento
rss
Elecciones 2007