La sangría del PP empodera a Cs y Vox en Murcia

Ballesta, ayer, en la última Junta de Portavoces, con representantes de PSOE, Cs, Cambiemos y Ahora.AYTO/
Ballesta, ayer, en la última Junta de Portavoces, con representantes de PSOE, Cs, Cambiemos y Ahora.AYTO

Casado pierde 49.000 sufragios en Murcia y pedanías y es la única fuerza, junto con Podemos, que no suma

Manuel Madrid
MANUEL MADRID

El PP se mantuvo en lo alto de la clasificación este domingo en el término de Murcia, pese a perder 49.607 votos, un tropezón que para el alcalde Ballesta tiene como único consuelo que Murcia fuera la capital de provincia donde más porcentaje de voto obtuvieron los azules. Pese a todo, el desvanecimiento benefició por entero a las otras dos fuerzas de la derecha: Ciudadanos, que registró un incremento de 11.078 votos, y Vox, que pasó de un insignificante resultado de 1.144 votos en 2016 a cosechar 46.129. El PSOE, pese a obtener sus mejores resultados en la Región desde los años 90, no puede aún con los populares, siendo la segunda formación con más votos en Murcia y pedanías, con 55.821 votos, esto es, 17.121 más que los obtenidos en las generales de 2016. En los barrios del sur de Murcia, activos en la reivindicación del soterramiento de las vías del tren, el PP fue castigado. Por ejemplo, en Santiago el Mayor es la cuarta fuerza, si bien, pese a las críticas en las redes, en Barriomar-La Purísima, el PP es el partido más votado. En El Carmen venció el PSOE.

Ciudadanos y la formación morada confían en recuperar el «voto prestado» al PSOE para contener el auge de la formación de Abascal

Podemos-IU-Equo fue, junto el PP, la única candidatura que no sumó, perdiendo 8.094 votos y pasando de 35.120 a 27.026. El Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (Pacma) ganó 571 votos, si bien no llegó ni siquiera al 1,5% de los votos emitidos. Somos Región, el partido creado por Alberto Garre, expresidente de la Comunidad Autónoma con el PP, con 2.105 votos, ni siquiera alcanzó el 1% del total.

Pinchazo en Patiño

Con un censo electoral de 320.194 habitantes, el 78,97% de los electores ejercieron en el término municipal de Murcia su derecho al voto (249.965), un dato ya de por sí llamativo, puesto que en las anteriores elecciones de 2016 la participación estuvo cuatro puntos por debajo, en un 74,01%. Con doce candidaturas en liza, el PP se mantuvo como la fuerza más votada en la capital de la Región, con el apoyo de 60.166 electores. Los casi 50.000 votos que se le escaparon acabaron repartiéndoselos el resto de fuerzas. Los resultados por barrios y pedanías todavía no se han hecho públicos -la información es jugosa de cara a la convocatoria municipal y autonómica del 26 de mayo-, pero, según las consultas realizadas por 'La Verdad', hay datos llamativos recogidos por interventores y apoderados de los partidos. Por ejemplo, es curioso que en un feudo tradicional del PP como Patiño, célebre por sus pelotas, por los trovos de 'El Patiñero' y por ser la cuna de Antonio Sánchez Carrillo, que permaneció durante más de veinte años en la dirección del PP, buena parte de ellos como presidente del Comité Electoral -hasta marzo de 2018-, la formación liderada por Pablo Casado haya sido relegada a la cuarta fuerza en número de votos. En Patiño ha sido Cs el partido con mayor número de apoyos (922), por encima de PSOE (898), Vox (783) y PP (746). El mal resultado del PP solo se explicaba, según las fuentes, como desquite de la familia popular por la deriva de Pablo Casado.

«Los españoles nunca se equivocan y toman las decisiones más adecuadas y oportunas» José Ballesta. PP

El alcalde de Murcia y candidato a la reelección, José Ballesta (PP), realizó ayer un ejercicio de autocrítica «sano y saludable», tras la última Junta de Portavoces celebrada ayer en La Glorieta. «Los españoles nunca se equivocan» y «toman las decisiones más adecuadas y oportunas», afirmó. Vox ha saltado a la segunda posición en numerosas pedanías, por detrás del PP. En Sucina, cuya junta municipal está liderada por el socialista José Mercader, el PP fue el partido más apoyado, con 200 votos, frente a los 181 de Vox, que se colocó como la segunda fuerza, obteniendo el PSOE 181 votos, 107 Ciudadanos y 107 Podemos. En Llano de Brujas, cuya junta comanda el PP, se repitió la misma tónica: PP logró 804 votos, Vox 718, PSOE 658, Ciudadanos 565 y Podemos 279. Cs mejoró sus resultados en Patiño, Sucina, Sangonera la Verde, La Arboleja, Zarandona, Llano de Brujas, Santiago y Zaraíche, San Ginés... Y en los barrios del norte de la ciudad y en el centro también consolidaron su tirón. Pero en otras pedanías la formación de Albert Rivera fue adelantada por Vox, circunstancia que Mario Gómez, candidato a la alcaldía de Murcia por Cs y actual portavoz en el Ayuntamiento, confía en que cambie en las municipales, al votar en una clave menos nacional. «Agradecemos a los 50.180 murcianos la confianza depositada en nuestro proyecto de futuro», decía ayer Gómez. «Seguimos creciendo y consolidando el cambio que requiere nuestro país y necesitan los españoles», al tiempo que felicitó a los militantes y simpatizantes «por el trabajo realizado».

«Murcia pide a gritos un Gobierno de centro, fuerte, estable y operativo, que ponga por encima a los vecinos, y que sea capaz de transformar Murcia en un municipio vertebrado, cohesionado e igualitario» Mario Gómez. Ciudadanos

Pese a que no cuenta con una estructura aún potente en el municipio -en los colegios había más apoderados de IU que de sus socios-, Podemos tiene su caladero de votos en la Cordillera Sur. Ayer se enorgullecían de que en la mesa de Esther Herguedas, candidata al Congreso empadronada en Santo Ángel, la formación de Pablo Iglesias hubiera sido la más votada. Sergio Ramos, candidato a la Alcaldía y actual edil, indicó a 'La Verdad' que el PSOE se ha beneficiado en estos comicios del «voto prestado» de numerosos simpatizantes de Unidas Podemos, temerosos del auge de Vox, y confía en que en las municipales el electorado valore el trabajo realizado en la Corporación y en las juntas vecinales a favor del «cambio».

Alicia Morales, portavoz de Ahora Murcia, que no repite como candidata al extinguirse esta formación, aplaude el avance del bloque progresista frente a la tendencia conservadora de las últimas convocatorias, al tiempo que manifestó su preocupación por el ascenso de Vox, aunque está convencida de que en los comicios municipales la gente se dejará guiar por iniciativas planteadas para transformar Murcia en una ciudad justa y digna.

El PSOE emplazó a tener «resultados definitivos» por barrios y pedanías para hacer una valoración.