El ovillo de centro derecha deja muy abierto el Gobierno regional que saldrá del 26-M

Diego Conesa y Fernando López Miras en una imagen de archivo del pasado verano. /Nacho García/ AGM
Diego Conesa y Fernando López Miras en una imagen de archivo del pasado verano. / Nacho García/ AGM

La traslación mecánica de los resultados del domingo a la Asamblea daría once escaños al PSOE y PP; 9 a Ciudadanos, 8 a Vox y 5 a Unidas Podemos

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

El póquer electoral de Vox se resume en que sus 24 escaños en el Congreso no son decisivos para formar gobierno; ha triturado al Partido Popular; ha fortalecido al PSOE de Pedro Sánchez y ha alimentado el nacionalismo catalán y vasco. Todo lo contrario a lo que pretendía el bloque de centro derecha para desalojar a Sánchez de La Moncloa y combatir el separatismo. En la Región de Murcia, a diferencia de lo que ocurre en el mapa nacional, el papel de Vox en las elecciones autonómicas sí sería determinante para un acuerdo a tres con PP y Ciudadanos. No obstante, está todo muy abierto e igualado. La competición por ser la fuerza más votada está más reñida que nunca entre PP, PSOE y Ciudadanos, lo cual puede condicionar las futuras alianzas para gobernar la Comunidad.

A diferencia del escenario nacional, el espectro electoral de centro derecha en la Región supera ampliamente al de la izquierda: 61,5% de sufragios frente al 35%. Si Vox es el candado para que López Miras disponga de opciones de seguir gobernando, la llave la tiene claramente Ciudadanos, con la remontada que consiguió el domingo.

La mera extrapolación de los resultados de las elecciones generales a las autonómicas del mes que viene dibuja un escenario próximo al empate entre PP y PSOE, con una horquilla estrecha de dos a tres puntos entre ambas formaciones. Se repetiría básicamente el esquema de las últimas encuestas de 'La Verdad' y del Cemop. Tratándose de una circunscripción única, la simple traslación mecánica de los resultados del domingo darían 11 diputados al PP y al PSOE, 9 a Ciudadanos, 8 a Vox, 5 a Unidas Podemos y uno a Cambiar la Región de Murcia. El partido naranja duplicaría de largo su representación en la Asamblea Regional, mientras que la formación de Abascal entraría con más fuerza.

García Escribano: «Lo normal es que Vox no suba tanto en las autonómicas y que se beneficie el PP»

A partir de ahí, hay que realizar los ajustes. Empezando por la participación, que fue muy alta el pasado domingo (un 75,6%), a diferencia de lo que ocurrió en las dos últimas convocatorias autonómicas (un 65,2% en el año 2015 y un 67,7% en el 2011). Si en mayo se dispara la participación, se pueden agrandar las diferencias entre los dos bloques.

Otro efecto es la estrategia de Ciudadanos para sobrepasar al PP y convertirse en el principal partido de centro derecha, apunta el sociólogo y miembro del Cemop Juan José García Escribano, que recuerda que Cs se ha colocado a cuatro puntos de los populares en la Región y a menos de un punto en España. Tiene incluso opciones de superar al PP en mayo y aspirar a gobernar la Comunidad, si mantiene la actual tendencia. Solo se lo podría impedir la correlación de votos entre los populares y Vox. La euforia que vive el partido naranja puede propiciar incluso que haya más abandonos y deserciones en las filas de Casado, y por contagio en la de López Miras.

Los comicios del domingo apuntan que hay mayoría de voto de centro derecha en la Región, del 61,5%

García Escribano considera, en una primera valoración, que el porcentaje de voto de Vox está muy alto y puede ir hacia abajo en las elecciones autónomas, en beneficio del Partido Popular. El domingo obtuvo el 18,6% de los sufragios, diez puntos más de los que le otorgó el Cemop en abril. La candidatura de Lourdes Méndez se quedó a un punto de la lista de Miguel Garaulet y a menos de cinco de la de Teodoro García. El ovillo del centro derecha está muy apretado.

El sociólogo de la Universidad de Murcia explica que los populares tienen mayor implantación en la Región y que lo normal es que Vox suba algo porque también tiene fuerza en muchos municipios, pero no tanto como para mantener un 18%. Cree que estará más cercano al 10,2% de la media nacional.

La llave de Ciudadanos

«La decisión la tendrá en cualquier caso Ciudadanos», apostilla García Escribano, porque estima que PP y Vox no sumarán; y PSOE y Unidas Podemos tampoco. La lista que encabeza Isabel Franco se decantaría por PP o PSOE. La candidata no ha ocultado su deseo de propiciar un cambio en la Región. La decisión dependerá de la estrategia nacional del Ciudadanos, que busca a toda costa asumir el liderazgo del centro derecha, subraya el profesor de la UMU.

El presidente López Miras está convencido de que existe un acuerdo entre el partido naranja y Diego Conesa, lo cual suscriben algunos descontentos de Cs. A su vez, el equipo de Diego Conesa cuenta con que dispondrá del apoyo naranja para llegar a San Esteban. Sus cálculos se basan en un mínimo de 13 escaños.

Más