Miguel Garaulet: «Si gana el PSOE, ganarán Torra y Otegi, y para ellos Murcia no existe»

Miguel Garaulet, ayer, en el centro de Murcia. / NACHO GARCÍA / AGM
Miguel Garaulet, ayer, en el centro de Murcia. / NACHO GARCÍA / AGM

«Las prioridades deben ser blindar el Trasvase del Tajo y conseguir de una puñetera vez una financiación autonómica en condiciones», afirma el candidato de Ciudadanos al Congreso de los Diputados

Julián Mollejo
JULIÁN MOLLEJO

Miguel Garaulet (50 años, Hellín) es empresario y economista, y en la pasada legislatura sobresalió como el diputado murciano que más iniciativas realizó en el Congreso. El 28-A opta a revalidar su escaño con Ciudadanos con dos prioridades: blindar el Trasvase Tajo-Segura y «conseguir de una puñetera vez una financiación autonómica en condiciones».

«Hay un 25% de votantes del PSOE y el PP que están pensando en abandonarlos y apoyarnos a nosotros»

-Albert Rivera ha dejado claro que no pactará con Pedro Sánchez tras el 28-A. ¿Hará lo mismo Ciudadanos en la Región con el PSOE tras las elecciones autonómicas?

-Eso está pendiente todavía de una votación...

-Pero Rivera no ha esperado a la votación del domingo para dejar clara su posición.

-Pero por una sencilla razón. Hace diez años nació Ciudadanos en Cataluña para luchar contra el independentismo, y el señor Sánchez se ha puesto en manos de los separatistas. El votante del PSOE de toda la vida en Murcia debe pensar que cuando coja una papeleta el domingo y la meta en el sobre, ese voto va a ir para Otegi y Torra. Nosotros no podemos pactar con alguien que está llegando a acuerdos con aquellos contra los que nosotros combatimos.

-Pero en España y en la Región, el PSOE es el mismo partido.

-En Valencia, Puig está gobernando con aquellos que quieren catalanizar Valencia, y en Madrid, el PSOE se ha rodeado de unos personajes que tampoco dan seguridad ni fiabilidad para ser socios de viaje. En Murcia..., se verá. Lo único que tengo claro en Murcia es que el único voto válido que puede cambiar las cosas es el de Ciudadanos. Pero mientras tanto tenemos que ver qué país nos queda, porque el 28 de abril nos jugamos el modelo de país. Si gana el domingo el PSOE, ganarán Torra y Otegi, y para ellos Murcia no existe.

-¿Cree que el resultado de este domingo tendrá una gran influencia en las elecciones autonómicas del mes que viene?

-A partir del lunes podemos tener dos Españas, la de nación de naciones de Torra o Otegui, o una España centrada, moderna y que une a los españoles. Por tanto, nuestra Región se verá muy afectada por el Gobierno que surja tras el 28-A.

«En esta campaña se habla más del enfrentamiento que de las propuestas, y eso me preocupa»

-¿Considera posible un gobierno a la andaluza en España?

-Sí. Es lo que hemos pedido. Un Gobierno liderado por Albert Rivera...

-Para eso deberían sacar más diputados que el PP.

-Eso lo veremos el día 29. El PP es un partido conservador, que viene lastrado por unos años de corrupción, que arrastra los pies cuando hablamos de regeneración y transparencia, y la prueba está en la ley de Transparencia y Buen Gobierno que presentamos en la Asamblea y que tanto el PP como el PSOE bloquearon. Pero, a pesar de eso, compartimos dos puntos de partida para una relación, que son la creencia en la unidad de España y en la Constitución. Sobre esas dos premisas se puede trabajan.

-En la Región de Murcia, las encuestas les dan dos diputados, igual que la pasada legislatura. ¿A qué se debe este estancamiento?

-Conseguir tres diputados en la Región es estar aproximadamente entre los 180.000 y 200.000 votos, que se dice pronto. Hemos empezado con dos diputados en dos legislaturas complicadas, porque en la última nos lastró mucho el pacto que teníamos con el PSOE, pero conseguimos mantener los dos diputados. Veinte años lleva el PSOE sacando dos diputados en la Región, ni suben ni bajan, porque es muy complicado saltar la barrera del tres. Hay un 25% de votantes del PSOE y el PP que están pensando abandonarlos y votarnos a nosotros. Vamos a ver si se puede dar la sorpresa, pero deberíamos sacar unos 40.000 votos más para alcanzar el tercer escaño.

«Como mi madre»

-La excesiva polarización que se está produciendo en la campaña con la irrupción de Vox, ¿les perjudica o les beneficia?

-Que haya más partidos en juego favorece la democracia. Es bueno que haya más alternativas. Pero lo que pasa con los podemitas de derechas y de izquierdas es que están enturbiando el mensaje. Lo importante para los votantes murcianos es que nos jugamos el modelo de país, y estos extremos populistas no plantean un programa nítido, sino que lanzan soflamas que impiden que las iniciativas y las propuestas lleguen a los ciudadanos. Por ejemplo, Vox no habla de que si ganan quieren hacer un sistema mixto de pensiones, lo que significa su privatización y eliminación del sistema público actual. Eso no lo dicen, hablan de caballos, de pistolas, de muros... Lo mismo que los podemitas de izquierdas, que hablan de privatizar bancos, de subir a 1.200 euros el salario mínimo, pero no de cuál sería el impacto en el déficit... En esta campaña se habla más del enfrentamiento que de las propuestas, y eso me preocupa.

-¿Qué se juega la Región el próximo domingo?

-Se juega pertenecer a una España donde la Región puede contar, que sería una España centrada, unida, en la que se potencie la familia, los trabajadores autónomos, las empresas... Pero como gane la otra España, los que van a mandar son vascos y catalanes, y a ellos sí que la Región de Murcia no les interesa nada. El votante socialista de toda la vida, como ha sido mi madre, y que no quieren ver a Torra y Otegi mandando en el Gobierno de España, va a cambiar el voto y se va a pasar a Ciudadanos.

-La máxima prioridad de la Región de Murcia en la próxima legislatura estatal es...

-Blindar el Trasvase del Tajo. Y la segunda conseguir de una puñetera vez una financiación autonómica en condiciones.

-¿Y lo cree posible con la división que va a haber en el Congreso?

-Creo que si los ciudadanos apuestan por un Gobierno de Albert Rivera y por una España de ciudadanos libres e iguales, entenderán que una de las prioridades es evitar la discriminación que sufren ciertos territorios con respecto a la financiación. Espero que todos los partidos estén de acuerdo en eso.

-Sin embargo, en los dos debates que han protagonizado los líderes de PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos, ninguno de esos temas se han planteado. ¿Significa que no están entre sus prioridades?

-En el tema del agua, Rivera se posicionó claramente. El discurso del agua y de la gestión eficiente del agua de Ciudadanos se ha hecho en Murcia. Lo que queremos es garantizarle el derecho al agua a todos los españoles, independientemente de donde vivan, basado en un criterio de solidaridad. El agua no es de nadie, es de todos, y tampoco puede ser la bandera de ningún partido. El PSOE ahora no lo ve, porque está influenciado por las políticas de Pedro Arrojo, de Podemos, que dice que en España no hay cuencas deficitarias.