Abascal confirma a Pascual Salvador como el candidato de Vox a la presidencia de la Comunidad

Pascual Salvador, Santiago Abascal y Lourdes Méndez, en el acto./Edu Botella / AGM
Pascual Salvador, Santiago Abascal y Lourdes Méndez, en el acto. / Edu Botella / AGM

El presidente del partido vaticinó este domingo en Murcia que el día después de las elecciones generales «van a cerrar» muchas empresas de encuestas

LA VERDAD / EFEMurcia

El líder de Vox, Santiago Abascal, durante su intervención este domingo en un mitin en Murcia, desveló el candidato del partido a presidir la Comunidad Autónoma a partir del próximo 26 de mayo, tras las elecciones autonómicas. «Pascual Salvador encabezará el Gobierno de Murcia dentro de unas semanas», aseguró Abascal, levantando el aplauso del auditorio.

El presidente del partido vaticinó que el día después de las elecciones generales «van a cerrar» muchas empresas de encuestas que mañana publicarán las últimas e «intentarán frustrar las expectativas» de su partido. «¡Pero cuántas casas demoscópicas van a cerrar el 29 de abril! Pero da igual lo que digan, porque cuando los partidos han llamado a los mítines, la gente solo ha venido a los de Vox en toda España», comentó antes de recordar «la importancia del trabajo hasta el último día para llenar las urnas con votos patrióticos y serenos».

Según sus palabras, «la manipulación y la mentira contra Vox lleva al odio contra Vox», cuando es un partido de «gente pacífica que cree en el orden constitucional y son los socios de Pedro Sánchez, los de la extrema izquierda y el separatismo, los que la esperan en la puerta de los mítines para atacarla».

Abascal tendió la mano desde su «barco patriótico» a quienes se sienten «decepcionados» con Sánchez, el «enemigo» de Vox, «que ha pactado con los terroristas que nunca condenaron los asesinatos de sus compañeros socialistas en el País Vasco». «La derechita cobarde y la veleta naranja han demostrado que no se atreven contra él, se ponen de rodillas, y el PP es un valor seguro, sí, para la inmigración descontrolada, la imposición del gallego, la rendición en Cataluña, a la memoria histórica, a los etarras. ¿Por qué es seguro si no tienen valor?», se preguntó.

Sobre la deuda pública y el Estado de las autonomías «que ha venido para premiar a los traidores», dijo que «hay que elegir entre el bienestar de los españoles o el de los políticos» de los partidos, «agencias de colocación de personas y de obtención de poder que han perdido de vista el interés general y el bien común».

A su juicio, su «lección a los partidos» es su «éxito de público»: «Que nos dejen tranquilos haciendo el ridículo, como ellos dicen, que cada vez vendrán más españoles a apoyarnos, aunque por mucho que nos aclaméis, no nos engañamos, somos instrumentos, no estáis aquí por nosotros ni por las siglas de Vox, sino por una gran preocupación y amor por vuestra patria», añadió.