Vox se convierte en la fuerza más votada en Torre Pacheco, con un tercio de inmigrantes

Simpatizantes de Vox celebran el resultado en la Región. /Vicente Vicéns / AGM
Simpatizantes de Vox celebran el resultado en la Región. / Vicente Vicéns / AGM

El PSOE gana en 27 municipios, y el desplome del PP dispara a la formación de Abascal y alienta la subida de Ciudadanos

Zenón Guillén
ZENÓN GUILLÉN

El hundimiento del Partido Popular ha sido generalizado en todo el territorio regional. El desplome en las urnas ha acontecido en la totalidad de municipios, llegando a perder más de la mitad de los apoyos cosechados en las elecciones generales de 2016 en los principales núcleos. Mientras, el PSOE se ha convertido en la fuerza con más respaldos en 27 de las 45 localidades, con un crecimiento de los votos a costa de Podemos. La sangría del PP se ha traducido en un fortalecimiento de Ciudadanos y en la irrupción gigantesca de Vox.

Solo en la ciudad de Murcia resiste el dominio popular, mientras que se produce el vuelco en el resto; Molina de Segura sigue la estela de Cartagena y Lorca. Y aunque Alcantarilla se salva de la quema, el triunfo del PP se produce por un muy estrecho margen, al acaparar solo el 25,43% de los sufragios, frente al 22,12% del PSOE, el 20,35% de Cs y 19,73% de Vox. Precisamente, esta última formación pisa los talones, igualmente, a las tres primeras en el caso molinense, donde apenas están separadas estas cuatro formaciones por cinco puntos porcentuales.

Los socialistas consiguen la victoria en Águilas, Albudeite, Alguazas, Alhama de Murcia, Bullas, Calasparra, Campos del Río, Caravaca de la Cruz, Cehegín, Ceutí, Jumilla, La Unión, Las Torres de Cotillas, Librilla, Lorquí, Los Alcázares, Mazarrón, Molina de Segura, Moratalla, Mula, Puerto Lumbreras, Ricote, Santomera, Totana y Villanueva.

El partido de extrema derecha es segundo en San Javier, San Pedro, Fuente Álamo, Mazarrón y Lorquí

Y aunque el PP logra aguantar con victoria en Abanilla, Abarán, Aledo, Archena, Beniel, Blanca, Cieza, Fortuna, Fuente Álamo, Ojós, Pliego, San Javier, San Pedro del Pinatar, Ulea y Yecla, lo hace dejándose por el camino un reguero de votos. En este sentido, el retroceso acontece, sobre todo, en feudos populares de los municipios costeros, donde la marea azul se había impuesto en el pasado de forma aplastante. Y el trasvase de votos ha ido directo a Vox, así como también a Ciudadanos.

Así, el partido que lidera Santiago Abascal a nivel nacional fue el ganador en Torre Pacheco, con uno de cada cuatro votantes (24,91%), seguido de PP (22,58%), Cs (19,98), PSOE (19.94), Podemos (7,49%) y Somos Región (2,9%), la formación que lidera el expresidente de la Comunidad Alberto Garre, natural de esta localidad. El municipio pachequero cuenta con más de un tercio de población inmigrante en relación a sus 35.600 habitantes, muy vinculada laboralmente al sector agrario.

Un Mar Menor 'más verde'

Vox también pega un salto enorme en otras zonas próximas, hasta convertirse en segunda fuerza en San Javier (21,89%) y San Pedro (23,37%), echándole el aliento al PP. Una posición de privilegio que se repite en Fuente Álamo (24,23%) y Mazarrón (21,5%), así como en Lorquí, justo detrás del PSOE. En Totana quedó tercera superando a Cs. Una circunstancia que se repitió también en un buen número de pueblos.

Por su parte, Ciudadanos ha reforzado su posición, creciendo en casi todas localidades del territorio regional, aunque la explosión de Vox le ha restado a la hora de llegar más lejos. Aún así, consiguió una muy relevante segunda posición en Molina de Segura, con un 21,97%, por delante del PP (20,91%) y muy cerca del triunfo del PSOE (23,92%).

Podemos, en cambio, perdió relevancia, con una caída generalizada en el conjunto de ciudades y pueblos, quedando por detrás de Vox en la mayoría de los casos. Por último, si hubo una localidad donde el triunfo socialista se acrecentó más fue en Calasparra, donde los 'sanchistas' que abandera el alcalde, José Vélez, lograron el récord de apoyos al sacar un 42,99%.