El PP baraja al exministro Zoido para ocupar el puesto de Garrido en la lista europea

Ángel Garrido y Juan Ignacio Zoido. /EFE
Ángel Garrido y Juan Ignacio Zoido. / EFE

El exministro ocupaba el puesto número 12 de la lista de los comicios

J. M. A. y M. E. A. / N. V.

La dirección del PP piensa cubrir el puesto dejado por el expresidente de Madrid, Ángel Garrido, en la candidatura a las elecciones europeas con el exministro del Interior Juan Ignacio Zoido, según indicaron fuentes del partido a 'La Verdad'.

Garrido, que figuraba en el puesto 4 de la lista, protagonizó uno de las polémicas de la campaña electoral, al presentar su baja en el partido y pasarse a Ciudadanos, donde irá en la candidatura de las elecciones autonómicas de Madrid, lo que obligó al PP a maniobrar con urgencia para cubrir su hueco. El plazo para subsanar errores en las listas de las elecciones del 26 de mayo concluye este viernes.

La solución que baraja la dirección popular es pasar a Zoido del puesto 12 que ahora ocupa al 4, y reemplazar al exministro en su puesto original por otro dirigente del partido.

La incorporación de Garrido a Ciudadanos se gestó en las horas previas al anuncio, aunque el sucesor de Cristina Cifuentes en el Gobierno de la Comunidad de Madrid defendió que la suya no es «una decisión en caliente». En una comparecencia junto a Aguado, explicó que daba el paso porque la formación de Albert Rivera es «el partido que mejor representa los valores del centro liberal, de la moderación, diálogo, concordia y de gobernar para todos», en una crítica sin medias tintas al giro hacia la derecha del PP con la llegada de Casado.

Fuentes del partido naranja insistieron ayer en que las relaciones de Garrido con sus dirigentes en la Asamblea siempre han sido «muy buenas» -pese a que la hemeroteca está plagada de reproches mutuos y desacuerdos- y que fue Aguado y su número dos, César Zafra, quienes gestionaron el fichaje. Una operación que contó con el visto bueno de la dirección de Rivera. «Es uno de los mejores», subrayó Aguado.

El expresidente autonómico aspiraba, en realidad, a ser el candidato del PP a la Comunidad de Madrid tras haber tomado el relevo de Cifuentes. Casado, sin embargo, designó candidata a Isabel Díaz Ayuso, persona de su confianza. En aquel momento Garrido relativizó en público y privado la decepción. Fuentes populares relatan que entonces le dieron a elegir y escogió la lista europea con una condición: figurar en los puestos de salida, en uno de los cinco primeros. En Génova no vieron inconveniente y le concedieron el cuatro. Aceptó y dejó la Presidencia del Ejecutivo regional para formar parte de la candidatura.

Apenas tres semanas después, Garrido se marcha dando un portazo y pasa a ser el 13 de la lista de Ciudadanos a la Asamblea madrileña. Hay cargos populares que hablan de «venganza». «No se me puede acusar de irme por no tener el puesto asegurado», se justificó este miércoles. «Me voy por convicción. Es una decisión honesta y muy pensada -añadió-. Estoy seguro de que el proyecto ganador de centro liberal es el que encarnan Rivera y Ciudadanos».

Garrido avanzó que pedirá su baja en el PP y que tramitará su alta en la formación naranja. En Twitter, su perfil apareció cambiado apenas concluyó la rueda de prensa.

Más información