Urralburu: «El crecimiento de la educación concertada devora a la pública»

Óscar Urralburu, este jueves, en su visita al Instituto Miguel de Cervantes./Edu Botella / AGM
Óscar Urralburu, este jueves, en su visita al Instituto Miguel de Cervantes. / Edu Botella / AGM

El candidato de Podemos Equo a la presidencia de la Región de Murcia aseguró que las medidas para «devolver la dignidad al sistema público pasan por reducir la jornada lectiva y de bajar la ratio en las clases»

LA VERDADMurcia

El candidato de Podemos Equo a la presidencia de la Región de Murcia, Óscar Urralburu, aseguró que su proyecto pasa por «devolver la dignidad al sistema educativo público porque lamentablemente la educación ha dejado de ser un ascensor social, ya no garantiza la igualdad de oportunidades, porque se ha convertido en un sistema injusto. Una educación que el PP ha dejado con clases abarrotadas, con edificios viejos, donde todavía persiste el amianto y donde los alumnos pasan frio en invierno y calor en verano. Sin olvidar la situación en la que trabajan muchísimos profesores, que sufren una tasa de interinidad del 25% y que ven cómo no pueden dar atención individualizada a nuestros niños porque hay unas ratios de más de 30 alumnos por aula». En el municipio de Murcia, el candidato a la alcaldía, Ginés Ruiz, incidió en que «hay que tener aseguradas las zonas de sombra en los patios, abrir las pistas deportivas de los centros por las tardes, tener actividades extraescolares subvencionadas por el Ayuntamiento y en las pedanías trayectos seguros para llevar a los niños al cole».

Óscar Urralburu señaló que la pública tiene que ser el «eje vertebrador» del sistema educativo en la Región. Un sistema que «se ha ido dejando morir, en favor de la privada, y que se traduce en falta de recursos por todos lados. Así es imposible que podamos remontar las tasas de fracaso escolar que tenemos». Las condiciones de los profesores «no son mucho mejores», dijo Urralburu, puesto que «se enfrentan a clases abarrotadas mientras tienen condiciones laborales precarias. Por eso, queremos dotar de estabilidad a los interinos, para bajar en 4 años la tasa al 5%. Y lo haremos revisando la normativa que regula la composición de las bolsas de trabajo y valorando la experiencia acumulada».

Las medidas que llevamos para abordar esta problemática, según Urralburu, pasan por recuperar el empleo perdido durante estos años. Se trata, añadió, «de reducir la jornada lectiva y de bajar la ratio en las clases de acuerdo a la nueva ley que reduce el mínimo de horas lectivas en secundaria y otros cuerpos, de educación infantil y primaria y modifica las ratios de alumnado. Esto se uniría a aplicar las sustituciones del profesorado sin la demora que existe en la actualidad debe ir acompañada del mantenimiento de la Unidades Escolares existentes».

En este sentido contó Ginés Ruiz sus planes para el municipio de Murcia, que pasan por «asegurar la climatización de los centros escolares, el aire acondicionado no es un lujo en Murcia. Tener sombra en los patios para poder hacer deporte. Actividades extraescolares financiadas públicamente en coordinación con los centros y las AMPAS y que se abran las pistas deportivas por las tardes».

Asimismo, el candidato a la alcaldía de Podemos Equo quiere que en las pedanías haya «trayectos seguros. Vemos como muchas madres y padres van por las cunetas llevando a sus niños porque no hay aceras. Sin olvidar la importancia que tiene que haya más plazas de 0 a 3 años. E insistimos, tenemos proyecto para que de 300 pasen a ser 900 en la primera legislatura».

Respecto a la educación privada, el candidato de Podemos Equo a la presidencia, puso de relieve que con «los 25 millones de euros que el PP ha regalado en los presupuestos a los privados o concertados, se podrían abordar cuestiones tan básicas en los públicos como desmantelar las estructuras de amianto, acabar con las aulas prefabricadas».

Por eso, hizo hincapié Óscar Urralburu, proponemos «no conceder ningún nuevo concierto en estas enseñanzas. Revisar los convenios actualmente vigentes para comprobar que cumplen la normativa existente. Plantear una nueva norma para sustituir la anterior, en la que además de no incluir las enseñanzas no obligatorias, se revisen otros aspectos como transparencia en la gestión, derechos laborales, no cobro de cuotas encubiertas, publicidad de los servicios, no discriminación, etc».