Los responsables del Cemop creen que la última semana de campaña será «muy decisiva»

Presentación de los resultados del barómetro, este viernes, en la Asamblea Regional. /Antonio Gil / AGM
Presentación de los resultados del barómetro, este viernes, en la Asamblea Regional. / Antonio Gil / AGM

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZ

Los responsables del Barómetro Preelectoral, los profesores de la Universidad de Murcia (UMU) Juan José García Escribano e Ismael Crespo, afirmaron este viernes con rotundidad que «la última semana de la campaña va a ser muy decisiva», pues «algunos partidos se van a asentar y otros van a perder» apoyos. Habrá una incidencia determinante del voto útil, orientado a «favorecer un pacto electoral»; al haber terminado la época de las mayorías absolutas.

«El factor más relevante es el de formación de gobierno, los pactos poselectorales. El voto racional o útil va a ser importante», manifestó Crespo. Y explicó que «va a ser necesariamente forzoso ir a pactos», con la diferencia respecto a meses atrás de que «no serían necesarias la participación de tres partidos» para la formación de gobierno. «Bastaría con que una tercera se abstuviera, porque no hay minoría de bloqueo con un voto en contra». Eso se traduce en dos coaliciones «lógicas»: PP con Ciudadanos, con el apoyo o abstención de Vox, una opción preferida por el 40% de los encuestados; o PSOE y Cs, con el apoyo o la abstención de Podemos, alternativa que respalda un 39,5%.

Crespo apuntó que dentro de la «dinámica intrabloques» que rige a nivel nacional, en la Región hay una «posible transferencia entre PSOE y Podemos», en la izquierda», «y entre PP, Cs y Vox», en la derecha. En todo caso, la tendencia desde otoño es a la «concentración» de voto en el PSOE y en la «fragmentación» de la derecha, con un apoyo creciente para Cs, y sobre todo para Vox, y un PP que contendría el descalabro de las generales. En la Región, también influirán en favor de socialistas y populares los «liderazgos tradicionales» y el hecho de que, en bastantes localidades, hay formaciones que no han presentado listas para el 26 de mayo.

Uno de los factores que tendrán peso será la modificación de la Ley Electoral, pues ya no habrá cinco circunscripciones sino tan solo una. Según indicó García Escribano, ya no habrá «sobrerrepresentación de los dos grandes» partidos y los pequeños podrán entrar en la Cámara autonómica, al bajar el listón mínimo para sacar un escaño del 5% al 3%. Como ejemplo, citó que en 2015, un ciudadano del Noroeste que apoyara a una formación pequeña no veía reflejado esa decisión en el Parlamento, mientras que ahora las posibilidades de que ese sufragio cuente son mucho mayores.