Quince ecuatorianos nacionalizados piden igualdad con Democracia Plural

Viviana Estefanía Gallardo, Segundo Humberto Álvarez (candidato a alcalde), María Fernanda Mendoza, Juan Carlos Andrade y Carmen Yolanda Jiménez, ayer, en Fuente Álamo. / lv
Viviana Estefanía Gallardo, Segundo Humberto Álvarez (candidato a alcalde), María Fernanda Mendoza, Juan Carlos Andrade y Carmen Yolanda Jiménez, ayer, en Fuente Álamo. / lv

«Nos sentimos españoles y queremos contribuir al bien común en la sociedad en la que vivimos», sostiene el cabeza de lista

S. SÁNCHEZ

«Uniendo ideas y aportando soluciones» es el eslogan de campaña del joven partido nacional Democracia Plural, que se presenta en la Región con una lista a la Asamblea y otras tantas en los municipios de Murcia, Molina de Segura y Fuente Álamo. En el caso de la localidad del Campo de Cartagena, la candidatura, de diecisiete miembros, está compuesta por quince vecinos nacionalizados de origen ecuatoriano y otros dos españoles de nacimiento. Al frente de la lista y con el deseo de ser el primer alcalde de origen extranjero en la Región figura Segundo Humberto Álvarez Pillaga, un transportista de 46 años que lleva ya 24 en España.

Álvarez se define como «latino, ecuatoriano, inmigrante y español» y con «respeto y humildad» dice presentarse como «cabeza de lista de un partido político de ámbito nacional nuevo, pero con muchas ganas de cambiar y mejorar este mal sistema que hay en este hermoso país, muy grande y muy rico».

«Queremos saber de cuántos recursos reales dispone el Ayuntamiento. Siempre se habla de presupuestos, de grandes cifras, pero realmente no sabemos cuáles son los recursos y, por tanto, para poder hacer una política efectiva queremos saberlo», sostiene el alcaldable. «Nuestra prioridad es invertir en los aspectos sociales y en la generación de empleo», añade.

El cabeza de lista por Democracia Plural explica que «esta candidatura esta formada por españoles, la mayoría de origen ecuatoriano, porque nos sentimos todos españoles, lo somos y queremos contribuir al bien común en la sociedad en la que vivimos». Para él, «todos trabajamos, pagamos nuestros impuestos y realizamos nuestras tareas cotidianas conjuntamente con nuestros vecinos. Reivindicamos que se nos tenga en cuenta en igualdad; no queremos ni más ni menos, tan solo los mismos derechos y las mismas obligaciones».

Un trato igualitario

Álvarez no tiene pelos en la lengua cuando afirma que «PP y Vox gestionarían de forma diferente la inmigración, sin ninguna duda». Para él, «los partidos que han tenido representación en las distintas administraciones no se han preocupado de inmigrantes salvo en lo estrictamente necesario».

«Nosotros pretendemos que exista un trato igualitario, de respeto, convivencia, igualdad de oportunidades y de obligaciones», argumenta. «Queremos que la sociedad prospere y no existan problemas entre los distintos colectivos que vivimos en una localidad», añade. «Creo que no hay que cambiar políticas, lo que hay que cambiar es a los políticos que solo han buscado su bienestar», expone, porque esta es una de sus máximas en esta campaña electoral.