El PSOE llama a la participación y el PP, a no «dispersar» el voto

Los socialistas dicen que «consolidarán» el nuevo liderazgo, los populares alertan sobre «otros cuatro años de bloqueo» y MC busca «la mayoría»

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZ

Los resultados de intención de voto en las elecciones municipales publicados por 'La Verdad' este domingo motivaron ayer una catarata de reacciones por parte de distintos partidos políticos que aspiran a gobernar Cartagena. La encuesta otorga la victoria al PSOE, por primer vez en 28 años, con el 24,8% de los sufragios y entre 7 y ocho concejales. En segundo lugar quedaría el PP, con un 23,7% y 7 ediles, seguido por MC, que reuniría 20,5% y seis representantes. La cuarta formación sería Ciudadanos (Cs), con un 10,2% y entre dos y tres concejales; la quinta, la coalición Unidas Podemos Izquierda Unida-Verdes Equo, con un 8,1% y dos ediles; y la sexta Vox, con un 7,6% y también dos concejales.

La portavoz del Comité Ejecutivo Municipal del PSOE, Alejandra Gutiérrez, se mostró segura de que la candidatura de Ana Belén Castejón «consolidará» esta semana «la tendencia» hacia un «cambio que es imparable». Eso sí, a la vista del sondeo de Sigma Dos para este diario, dijo que si bien «está claro que el PSOE es la única alternativa a la derecha, al extremismo y a la bronca», «es fundamental que todos los progresistas de Cartagena y la gente que, sin serlo, no quiera estridencias e involución en derechos fundamentales, vote al PSOE». «Si PP, MC y Vox suman, harán» todo eso, advirtió.

Fuentes del PP, cuya cabeza de cartel es Noelia Arroyo, manifestaron que «Cartagena se arriesga a cuatro años más de López y Castejón», porque «si el voto se dispersa, Castejón volverá a repartirse el poder con MC y sumaremos ocho años de bloqueo y de inestabilidad». «Otro pacto de la servilleta causará daños irreparables a Cartagena, en un momento en que hay que salir de las improvisaciones y los bandazos, si queremos que Cartagena vuelva a crecer», señalaron.

En la candidatura de Arroyo llamaron a «sumar apoyos al proyecto del Partido Popular», para «liderar una salida a la situación de bloqueo que sufre nuestro municipio desde hace cuatro años».

En Cs, cuyo aspirante a la alcaldía es Manuel Padín, se quedaron con que «el sondeo que importa tendrá lugar el próximo 26 de mayo», pues «el único dato cierto es que cada vez que se abren las urnas Ciudadanos crece, como se demostró en las últimas elecciones generales». La formación liberal dijo disponer de encuestas que le otorgan «entre cuatro y cinco concejales», si bien recibieron el sondeo como revulsivo.

Fuentes de MC indicaron: «La única encuesta que valoramos es la del 26 de mayo. Seguimos trabajando para alcanzar la mayoría y gobernar. Estamos convencidos de que los cartageneros tienen claro que somos el voto eficaz, un proyecto que crece como lo hará Cartagena».

Cs: «Tomamos nota»

«Nos tomamos el trabajo de Sigma Dos como un toque de atención. Hacemos autocrítica y vamos a ser agresivos, porque hemos sido demasiado educados y suaves y nos ha faltado contundencia» para mostrar «el modelo de ciudad» y que «votar a localistas y ultraconservadores es dar votos inútiles, pues solo sirve para hacer ingobernable este municipio».

Pilar Marcos, de Podemos Izquierda Unida-Verdes Equo, declaró que «lo que cuenta es lo que votará la gente el domingo próximo». Y añadió: «Estamos seguras de que el pueblo de Cartagena decidirá a conciencia pensando en un municipio moderno, justo, feminista, saludable y con servicios públicos de calidad: una Cartagena del siglo XXI».

Vox destacó la «ilusión» por «el resultado» de la encuesta, pues «vamos a tener presencia en el Ayuntamiento y aportar una voz distinta en este solar político». El partido prevé «superar con creces» las estimaciones, pues en las generales llegó a 22.000 votos y un 20,27%. El 28-A no participó MC.

Y al candidato del Partido Cantonal de Cartagena (PCan), Celestino García Alfaro, le llamó la atención «la intención de voto a candidatos como José López, de MC, que ha adjudicado obras municipales sin concurso público a familiares, amigos e hijos de compañeros de partido; a Ana Belén Castejón (PSOE), que ha puesto a dedo a un interventor de su propio partido; o a Noelia Arroyo (PP), quien como consejera de Cultura prometió la rehabilitación de la Casa del Niño y el Cine Central y, tres años después, la Comunidad Autónoma no ha hecho nada».