PP y PSOE cortejan a los votantes de Cs y exigen a Franco que aclare su política de pactos

Martínez destaca que la mitad de los votantes liberales prefieren un pacto con el PP y López, que «votar a Ciudadanos es votar al PP»

J. A. G.

PP, PSOE y Ciudadanos coincidieron este viernes en la Asamblea Regional en hacer lecturas positivas, respecto a sí mismos, del Barómetro Preelectoral del Cemop para las autonómicas del 26 de mayo. Los portavoces de los tres partidos destacaron que sus respectivas fuerzas políticas están en disposición de ganar las elecciones: los populares, porque la estimación de voto les da un 28,5%, por delante del 27,1% del PSOE; los socialistas, porque la intención directa de voto, un parámetro distinto de la encuesta del Centro de Estudios Murcianos de Opinión Pública les sitúa con un 20,3%, frente al 19,2% del PP; y Cs, porque es la formación «que más crece». Eso sí, Vox irrumpe con una predicción de 6 escaños y un porcentaje de sufragios del 12,6, cerca del 15,4% de los liberales.

A partir de estos datos, los populares llamaron a «los indecisos» a concentrar el voto en el PP. En palabras del diputado Víctor Martínez, «ganaremos si votamos unidos y perderemos si nos dividimos entre varios partidos. Los precedentes así los demostraron». Aludió así a las recientes elecciones generales, y dijo que el PP «representa la moderación, el centro y la eficacia en la gestión». «No le regalemos diputados a los partidos del centro izquierda, como sucedió a nivel nacional con Pedro Sánchez», remarcó.

Para Martínez, no basta con que el candidato de Cs a las elecciones europeas, Luis Garicano, haya cerrado la puerta a un pacto con el PSOE en la Región de Murcia. «Lo tiene que decir ella, porque es la que se presenta», argumentó. Y añadió que, ante el panorama de un Cs que es «llave del próximo gobierno», en la encuesta «la mitad de los votantes de Cs prefieren un gobierno con el Partido Popular». Para despejar dudas, Martínez valoró que los pactos de esta legislatura entre ambas formaciones «han funcionado». Respecto a un posible pacto que incluya a Vox, Martínez dijo que «el interlocutor» del PP es Cs. «Estoy seguro de que llegaremos a la mayoría absoluta» sumando ambas fuerzas, señaló. Y subrayó la preferencia de los ciudadanos porque el presidente vuelva a ser el popular Fernando López Miras.

El portavoz del PSOE, Joaquín López, subrayó que «el partido preferido es el socialista y el líder más valorado es Diego Conesa». Y confió en que los socialistas sigan beneficiándose de la «tendencia al alza», si bien reconoció que frente al crecimiento del bloque de derecha respecto a 2015, su partido necesita una movilización masiva como la de las generales.

«Nos preocupa que haya menos participación. Hay que incentivar a la participación» de los votantes de centro e izquierda, manifestó. Y, en este contexto, apeló a quienes piensen en votar a Ciudadanos a apoyar al PSOE como «única opción de cambio» para desalojar al PP y traer «higiene». «Con sus últimas decisiones», alertó, los líderes nacionales de Cs están «condicionando» a Isabel Franco a que llegue a un pacto con Conesa, por lo que «votar a Cs es votar al PP«. Es que siga gobernando el PP», tras 24 años de «ruina» económica y «corrupción».

López llama «testaferro» a López Miras

«La ciudadanía tiene que elegir entre la herencia ruinosa de Valcárcel, del presunto corrupto Pedro Antonio Sánchez y del apoderado testaferro López Miras, o un cambio que representa el Partido Socialista, con un proyecto que no engaña a nadie», manifestó López, con dureza. Y criticó que «Cs ha vuelto a poner un cordón sanitario absurdo», al PSOE, con la decisión de sus líderes nacionales de «ponerse al lado de las derechas y no querer apoyar a la única opción de cambio». Frente a esta estrategia estatal, López instó a Franco a que «rectifique».

En Ciudadanos, el diputado Juan José Molina se resistió a aclarar las preferencias de pactos poselectorales de su partido, si bien no ratificó las declaraciones de Garicano respecto al veto al PSOE. Dijo que la encuesta da un «resultado muy bueno» a su formación, porque «se abre una ventana a un gobierno de centro, que traiga aire fresco», y que incluso «tenemos muchas posibilidades de ganar».

En consecuencia, afirmó, «la pregunta adecuada es quién va a apoyar el proyecto de Ciudadanos en la Región de Murcia». Molina dijo no descartar que sean los populares los que «nos apoyen a nosotros», a la vista de los resultados y del proyecto liberal. Y mandó este mensaje, en una clara referencia a los comicios nacionales del 28 de abril: «El PP tiene que estar pendiente de los batacazos que se va a pegar».