La precampaña se traslada a Caravaca de la Cruz con los Caballos del Vino

López Miras, Conesa y Urralburu, este jueves en Caravaca./N. García / AGM
López Miras, Conesa y Urralburu, este jueves en Caravaca. / N. García / AGM

Fernando López Miras, Diego Conesa y Óscar Urralburu se trasladan al municipio del Noroeste, en su día grande, para apoyar que la fiesta sea declarada de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco

AGENCIAS

El presidente regional, Fernando López Miras, mostró este jueves el apoyo de la Comunidad Autónoma para que la fiesta de los Caballos del Vino de Caravaca sea declarada de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, opinión a la que se ha sumado el jefe de la oposición, el socialista Diego Conesa y el líder de Podemos, Óscar Urralburu, que han trasladado la campaña a Caravaca de la Cruz en su día grande.

Los peñas que organizan esta fiesta, dijo López Miras, tienen aún una «importante carrera» hasta lograr esa meta, en la que contarán con el Gobierno autonómico como ya lo hicieron para conseguir la declaración de fiesta de Interés Turístico Internacional.

Por ello, López Miras ha querido participar de todos los festejos de la jornada de hoy y ha asistido a primera hora de la mañana a la misa y tradicional traslado de la «bandeja de flores» hasta la iglesia de San José.

A lo largo de la mañana asistió también al desfile de la Vera Cruz y a la tradicional carrera de los Caballos del Vino en la cuesta del castillo de la localidad.

A esta opinión también se sumó el secretario general del PSOE, Diego Conesa, quien ha abogó por «seguir trabajando desde las instituciones para que esta fiesta se conozca y para que la Declaración de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad sea una gran ventana hacia el exterior que tenemos que seguir cuidando, mimando y potenciando».

Por su parte, el secretario general de Podemos y candidato a la Presidencia de la Comunidad, Óscar Urralburu, señaló que la Región de Murcia es un «diamante en bruto» en cuanto a turismo, cultura, patrimonio y fiestas y «tiene todo para ser un referente» en este aspecto pero lamenta que «hemos tenido un gobierno que durante 24 años no ha hecho nada para potenciarlo, desarrollarlo y que cree riqueza tanto en la costa como en el interior».

«Cuando echemos al PP, apostaremos por hacer de nuestras fiestas y tradiciones un motor turístico que sirva de palanca para revitalizar las diversas comarcas regionales, como la del Noroeste», según Urralburu, quien cree que «necesitamos diversificar el turismo, invertir en alojamientos y hacer a este sector más competitivo para aumentar de una vez el número de personas que nos visitan y el dinero que invierten aquí».

El candidato de Podemos, que también apoyó que las fiestas de los Caballos del Vino de Caravaca sean Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, aseguró que la comarca del Noroeste es el ejemplo perfecto de «cómo ha despilfarrado el Partido Popular todo nuestro potencial turístico», según informaron fuentes de la formación morada en un comunicado.

Lejos de diversificar, dijo Urralburu, y de difundir «lo espectacular y singular de nuestras fiestas y patrimonio cultural», lo que ha hecho el PP es «optar por un modelo barato de sol y playa que no va más allá de los meses de vacaciones. No hay desestacionalización, no hay apoyo a los territorios del interior, no se invierte para que hayan más plazas hoteleras ni se da el suficiente respaldo promocional».

Por eso, incidió el candidato de Podemos a presidir la Región de Murcia, estamos convencidos que «con un cambio de gobierno también se le va a dar un giro a la política turística. Como muestra, los Caballos del Vino, una fiesta que muchos murcianos y murcianas no conocen porque no pueden venir al ser día laboral».

De ahí que Urralburu haya recordado que Podemos propuso que fuera festivo regional, al menos, en los años jubilares. «Hubiera sido una forma de que toda la Región se pudiese acercar a conocer esta experiencia inédita en toda España», opinó.

Los cuatro cabezas de lista de Ciudadanos a la Asamblea Regional, Isabel Franco Sánchez, Juan José Molina Gallardo, Ana María Martínez Vidal y Alberto Castillo Baños, tampoco quisieron perderse el día grande de las fiestas de Caravaca. Una jornada que, según Castillo, vivieron con «intensidad e ilusión».