Un piloto para darle alas a la política en San Javier

El teniente coronel Rubén Pérez, candidato del Partido Popular. / A. salas
El teniente coronel Rubén Pérez, candidato del Partido Popular. / A. salas

El teniente coronel Rubén Pérez, número tres del PP, potenciará el atractivo de la aviación

Alexia Salas
ALEXIA SALAS

El teniente coronel Rubén Pérez ha sido la inesperada pieza que el PP local ha elegido para liderar el proyecto 'San Javier, ciudad del aire'. Por unos años deja a un lado su carrera militar, tras 14 como instructor y 9 en la Patrulla Águila, para bajar a la arena de la política municipal, aunque lo hace con las alas de un proyecto que pretende llenar el vacío económico y sentimental que dejó el cierre del aeropuerto civil.

El piloto militar en excedencia cree que es exportable a San Javier «el modelo de otras ciudades que tienen la sede de una patrulla acrobática y se aprecia una mayor simbiosis con la gente, con los establecimientos, como pasa en Rivolto con los Frecce Tricolori, y también en Estados Unidos hay más acercamiento». Su fichaje pretende ser clave para engrasar y poner en marcha el -por ahora solo probable- museo volante de la Fundación Infante de Orleans, ya que el Gobierno regional condiciona, de momento, el proyecto al apoyo económico del Estado para financiar los 3,5 millones que costaría ubicar la colección de 43 aviones históricos en la terminal cerrada de San Javier.

«Es espectacular, la tercera colección de aviones históricos de Europa, con 32 modelos diferentes de aviones militares y también civiles, que han sido referentes en la aviación española», destaca el piloto, quien señala «la simbiosis que supondría la difusión de la cultura aeronáutica entre la sociedad con el Ejército del Aire». «Debe ser una cuestión de Estado», afirma el candidato popular. «No está del todo consolidado, porque se trata de una inversión importante, pero la intención está y todos los pasos están dados», asegura.

Durante nueve años fue instructor de la Patrulla Águila en la Academia General del Aire

Festival aéreo

Este centro de la cultura aeronáutica, que incuirá la Fundación Juan de la Cierva, llevará su propio ritmo, al margen de los proyectos que el aviador quiere poner en marcha como complemento en San Javier.

Uno de ellos es la organización del primer Festival Aéreo impulsado por el Ayuntamiento, con la participación del Ejército del Aire. «Queremos que sea en 2020, aunque como el próximo año la Patrulla Águila celebra su 35 aniversario, no es cuestión de hacer dos festivales, así que se comenzaría al siguiente», explica Pérez. «La idea es que los turistas puedan venir el viernes previo para disfrutar de la zona, y quedarse hasta el domingo, que será el festival, aunque la noche del sábado habrá una exhibición nocturna», anuncia el piloto. Sería la primera vez que desde la orilla del Mar Menor se pueda divisar las acrobacias aéreas bajo la luna, con el espectáculo añadido de los juegos pirotécnicos que llevan incorporados los aviones. «Solo cuatro equipos hacen exhibiciones nocturnas y trataremos de que estén aquí», explica Pérez.

En el proyecto figura la promoción de los calendarios de ensayos de la Patrulla Águila en el Mar Menor y la decoración urbana de Santiago de la Ribera con aviones y elementos aeronáuticos, como el C-101 que está previsto colocar junto a la estatua del peregrino, frente a la playa Barnuevo. Soluciones tecnológicas como una aplicación de móvil con lector de códigos QR ayudarían a los turistas a conocer la historia y el significado de cada pieza en su paseo por La Ribera.