Perfiles de solera en candidaturas renovadas en Totana

Los candidatos Andrés García Cánovas (PSOE), Juan Carlos Carrillo (Acción Murcia-Totana), Juan José Cánovas (Ganar IU), José David Amorós (Ciudadanos), María Dolores García (Vox) y José Antonio Andreo (Ahora Totana), ayer, en una cita a la que no pudo asistir el candidato del PP. / P. E.
Los candidatos Andrés García Cánovas (PSOE), Juan Carlos Carrillo (Acción Murcia-Totana), Juan José Cánovas (Ganar IU), José David Amorós (Ciudadanos), María Dolores García (Vox) y José Antonio Andreo (Ahora Totana), ayer, en una cita a la que no pudo asistir el candidato del PP. / P. E.

Los socialistas aspiran a ganar como en las pasadas generales, con vistas a repetir en la alcaldía, en una pugna muy enconada

P. ESPADAS TOTANA

El actual alcalde, el socialista Andrés García Cánovas, llegó a la política en 1999 como concejal de Agricultura, ya que su profesión es la de productor de parrales de uva de mesa. Con seis ediles del PSOE en la actualidad, repite al frente de su partido. Su mandato ha sido corto (dos años), ya que la presente legislatura ha sido la del pacto entre su formación y Ganar Totana IU-Verdes, presidida por Juan José Cánovas (seis concejales), que fue regidor en los dos primeros años.

Ambos confían en la gestión realizada para seguir siendo referentes. Eso sí, la relación entre ambos socios no ha sido tan idílica como se podría suponer. García se presenta ahora con una candidatura de gente joven y nueva en política, mientras que su socio de alianza en esta legislatura, que llegó al ruedo político en 1987 como concejal del Partido Comunista (PCE), espera.

La irrupción de Vox en los comicios locales augura una fuerte disputa por el voto de derechas, ante un PP que también se ve lastrado por Ciudadanos

El PP conseguía en las últimas elecciones ocho concejales, siendo la lista más votada, pero al final se quedó en la oposición. Curiosamente, los actuales concejales populares desaparecen de la candidatura encabezada por Juan Pagán, el mismo que dirigió la Comunidad de Regantes y fue concejal popular durante 16 años, así como diputado regional. Eso sí, está rodeado de caras nuevas con las que busca un revulsivo.

Juan José Cánovas, de Ganar IU, espera mantener su peso para ser determinante otra vez en el gobierno local

Ciudadanos es otra de las opciones que buscan su hueco en la pugna. El partido naranja está encabezado por José David Amorós, antiguo concejal popular entre los años 2017 y 2011, quien ha contado con la bendición de la cúpula regional para liderar el proyecto, en detrimento de sus impulsores locales.

Otras de las candidaturas que compiten son las de la plataforma Ahora Totana, a cuyo frente se sitúa el funcionario municipal José Antonio Andreo; y Acción Murcia-Totana, formación que concurre bajo la dirección del suboficial del Ejército, ya retirado, Juan Carlos Carrillo, el mismo que ha sido concejal en el grupo no adscrito.

Andrés García Cánovas, alcalde

-
Desde 2017 por el pacto con IU.
1 Aprobación del Plan de Ajuste.
La estabilización de la deuda financiera y su reducción en 20 millones de euros en esta legislatura, con el aval del Ministerio de Hacienda.
2 Museo de la ciudad.
No se encuentra un lugar adecuado, la casa palacio del General Aznar es ideal para ello pero es necesario disponer de más de 2 millones de euros para las obras.
3 Escaso desarrollo industrial.
La escasa llegada de empresas al polígono industrial es un lastre pendiente. También falta un proyecto turístico que promocione La Bastida.

Por último, aparece Vox, que tras conseguir ser la tercera fuerza más votada en las pasadas elecciones generales, ligeramente por detrás de PSOE y PP, intentará repetir su éxito. La candidatura de esta formación está presidida por María Dolores García, técnico en análisis y control en laboratorio de diagnóstico clínico.

El reto del PGOU

Uno de los temas estrella en el nuevo mandato será la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que se fraguó en la época de los grandes desarrollos urbanísticos. El actual primer edil lo califica como «plagado de corrupción». Ser un municipio intervenido por el Ministerio de Hacienda es otra de las lacras. Según García Cánovas, la deuda se ha reducido en estos cuatro años en 20 millones de euros, pero analizando la fría cifra abismal pendiente de 180 millones, a pesar de que quedaría en 120, sigue siendo un disparate económico que sigue colocando a la ciudad en un ranking nada deseable.

Debido a ese enorme pasivo, uno de los logros de esta pasada legislatura ha sido el aprobado Plan de Ajuste, que ha permitido hacer frente económicamente a una sentencia cuando ha sido necesario. Así, el Ministerio adelanta el dinero al Ayuntamiento, algo que hace que desde la Administración central se exija como contraprestación al Consistorio que los capítulos de personal y gasto corriente disminuyan un 5%.

Radiografía de Totana

Economía: Más esfuerzo para dejar de ser los más endeudados
Los totaneros no se sienten orgullosos de tener el Ayuntamiento más endeudado de la Región. Y es que Totana se encuentra intervenida por Hacienda debido a su enorme pasivo, que ronda los 180 millones de euros, incluidas contingencias, es decir, las sentencias que pueden llegar en cualquier momento al Consistorio, a raíz del dinero que entregaron con antelación algunos promotores para el desarrollo de planes urbanísticos que se incorporarían al PGOU, el mismo que aún se encuentra pendiente de aprobación.
Población: Inmigrantes ecuatorianos
La cifra de habitantes se eleva a 31.639, con una presencia importante de inmigrantes ecuatorianos. Muchos de estos vecinos latinoamericanos se dedican a trabajar en la agricultura, aunque también es habitual que desempeñen tareas de cuidado de personas mayores.
Tradiciones: Declaración para las fiestas
Semana Santa y Carnaval son dos celebraciones que se viven con intensidad en el municipio. Ambas cuentan con la distinción de Interés Turístico Regional y buscan la declaración Nacional. Pero si algo destaca es la romería de su patrona, Santa Eulalia de Mérida.

Otro tema importante que tendrá que abordar la próxima Corporación totanera es la red de saneamiento y agua potable, que es otra de las mejoras necesarias en la localidad, y sobre la que de momento no se ha acometido ningún trabajo. Por otra parte, la no llegada de empresas al polígono industrial es otra de las carencias de la economía local. Este recinto se encuentra gestionado por la sociedad municipal Proinvitosa, en la que participa en Info.

En cuanto al yacimiento de La Bastida, donde se encuentran los restos arqueológicos del mismo nombre, con una antigüedad de más de 2.000 años -contemporáneos con la mítica Troya-, para que las excavaciones puedan continuar es necesario la llegada de dinero. Para ello, el nuevo Ejecutivo local habrá de buscar la ayuda del programa '1,5% Cultural' del Ministerio de Fomento. Mientras , la casa-palacete del General Aznar se ha barajado en ocasiones como edificio para albergar el museo de La Bastida, así como el centro de artesanía, aunque tiene un elevado coste que superaría los dos millones de euros.

Estas últimas inversiones serían más que interesantes para atraer turismo a una ciudad que ama sus tradiciones, que da trabajo en el sector servicios y agricultura, una ciudad que en la actualidad cuenta con cerca de 1.500 personas en paro.

Museo de la Semana Santa

Para finalizar, no se puede olvidar a la Semana Santa, la pasión de los vecinos por sus 17 cofradías y hermandades. Precisamente, el Cabildo Superior se encuentra inmerso en la puesta en marcha de lo que será su futuro museo. Para ello implicarán al equipo de gobierno. En cuanto a la devoción por la patrona, Santa Eulalia de Mérida, cuyo santuario se encuentra en Sierra Espuña, lugar en el que se encuentra el hotel de La Santa, supone otro de los retos para su puesta en valor turístico. Y es que toda esta oferta conjunta podría ser un referente para atraer a más visitantes.