Los momentos más tensos del debate electoral

Isabel Franco mira a sus adversarios durante el debate. / Nacho García/ AGM

Los candidatos protagonizaron diversos rifirrafes y situaciones divertidas a lo largo de las casi dos horas que duró la confrontación de sus proyectos

Rubén García Bastida
RUBÉN GARCÍA BASTIDA

La tensión y las hostilidades no se hicieron esperar en el debate electoral entre los cuatro candidatos a la presidencia de la Comunidad Autónoma con más posibilidades de gobernar organizado por 'La Verdad'. Tras el arranque sorpresa que supuso el ofrecimiento de Fernando López Miras de un pacto de Gobierno a la candidata de Ciudadanos, Isabel Franco, llegó la primera señal de cuál sería el tono predominante: «Yo prefiero ganarle las elecciones, señor López Miras», sentenció Franco.

Otro de los polos de fricción lo protagonizaron el candidato del PSOE, Diego Conesa, y el popular Fernando López Miras. El subdirector de 'La Verdad', Joaquín García Cruz, preguntó a Conesa si suscribía la afirmación de un comunicado del PSOE en relación con una denuncia de dos cardiólogos de la Arrixaca ante la Fiscalía que rezaba que «la negligencia del Gobierno de López Miras está poniendo en riesgo la vida de pacientes». «Los recortes pueden costar vidas», contestó Conesa. Dejando a López Miras visiblemente molesto con la respuesta.

Al tratar sobre el estado del Mar Menor, el candidato popular presumió de que cuando tomó posesión como presidente de la Región de Murcia «el Mar Menor era una sopa verde, según decían ustedes (en referencia a Podemos). Ahora está cristalina». Isabel Franco mostró su asombro: «Parece que hable de otro partido político, pero el PP llevaba 22 años gobernando cuando ocurrió». Entonces López Miras dejó caer que la líder regional de Ciudadanos guarda un pasado de su mismo signo político: «Cuando yo tomé posesión usted ya estaba en el PP», le dijo, «o trabajando para el PP». Isabel Franco, sorprendida, respondió que ella es «una profesional» y, como tal, ha «trabajado para mucha gente».

El aeropuerto también brindó momentos de enfrentamiento. Urralburu señaló que «Corvera nos va a costar 5 millones de euros a los murcianos cada año». Conesa subió la cifra: «Son 20 millones con los intereses». Ante esto, López Miras atacó al socialista: «Desde luego no le escuché esas críticas el día de la inauguración».

Otro de los rifirrafes corrió a cargo del candidato de Podemos, que acusó a Franco de no conocer el sistema educativo, una afirmación que enojó a la candidata naranja: «Mire usted, señor Urralburu, yo soy madre», le dijo, argumentando que como progenitora que ha tenido que tomar decisiones en la educación de su hija, tiene el conocimiento necesario para hablar de ello. El tono siguió subiendo: «¿Ha visitado algún colegio con segregación clara, un colegio gueto?», le preguntó Urralburu. «Usted lo llama segregación, nosotros lo llamamos libertad de enseñanza», contestó Isabel Franco, provocando exclamaciones en una parte del público presente en el Paraninfo de la UMU.

No podía faltar el agua. Habitual arma arrojadiza en la política regional. Diego Conesa afeó a López Miras que haya querido «enfrentar a los sectores productivos con la oposición». «Se han enfrentado ustedes solos atacando el trasvase Tajo-Segura», señaló Miras.

Por otra parte, la imagen pública de los partidos también fue uno de los puntos de fricción. El candidato del PSOE, Diego Conesa, señaló que «la imagen de la Región se puede mejorar con un cambio en el Gobierno». Isabel Franco disintió: «No es la Comunidad la que tiene mala imagen, lo que tiene mala imagen son los políticos de la Región, especialmente los de PP y PSOE», consideró. A lo que el Fernando López Miras contestó con ironía provocando las risas en la sala: «Ciudadanos tampoco es que vaya sobrado».